Archivos de etiquetas: vainilla

Tarta de Vainilla con Cookies

13 mar

Ya sé que no tengo perdón por no haber escrito en casi un mes, he intentado al menos estar en Facebook e Instagram, pero vamos, que yo misma sé que eso no es suficiente. Se me están acumulando las recetas y no me gusta! Quería haber tenido tiempo para subir algunas de las que me habéis pedido, pero no ha podido ser. Ayer terminé los exámenes de evaluación, entre medias he tenido también los prácticos de pastelería y panadería, y el tiempo que parecía tener libre o reposo esta espalda que tengo del revés, o voy a ver a mis sobrinos que alegran cualquier tipo de día.

Este mes pasado, como os comentaba, es en el que más cumpleaños tengo, así que ha habido un poco de variedad “tartil”. Esta receta, concretamente, la personalicé a gusto de mi hermana, que era la cumpleañera. A ella le encanta la vainilla, y a mi me llamaba la atención de hacer un sabor de helado que tanto gusta y que nunca había visto en bizocho. El resultado quedó como esperaba y fue bastante sencillo de hacer. Ya veréis!

 

Decoración básica y tradicional

Decoración básica y tradicional

 

 INGREDIENTES:

 Para el bizcocho...

  •  250 mL Aceite semillas/ Girasol
  •  250 g Azúcar
  • 250 g Harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 4 huevos
  • 1/2 cucharadita de pasta de vainilla (de la que luego os comento)

Para el almíbar…

  • 100 g Azúcar
  • 100 g Agua
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

Para el FROSTING de CHIPS AHOY

  • 150 g mantequilla
  • 250 g Philadelphia
  • 250 g Azúcar Glass
  • 200 g Galletas Chips Ahoy – y unas pocas más, de tamaño MINI, para adornar-

 

ELABORACIÓN:

  1. Primero hacemos el bizcocho. Engrasamos y enharinamos dos moldes del mismo tamaño,  pesamos todos los ingredientes necesarios y tamizamos la harina con la levadura.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC
  3. Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee.
  4. Añadimos el aceite y a continuación añadimos la harina y la levadura tamizadas. Movemos hasta que se incorpore. Entonces, introducimos la pasta de vainilla.
  5. Cocemos en el horno a 25-30 minutos, así que mientras tanto tendremos tiempo para elaborar el almíbar y el frosting.
  6. ALMÍBAR. Ponemos en un cazo el agua con el azúcar y la pasta de vainilla. Limpiamos bien los bordes y dejamos hervir. Retiramos y reservamos en una fiambrera o bol tapado.
  7. FROSTING. Trituramos las galletas y reservamos. Mezclamos la Philadelphia con el azúcar glas. A continuación añadimos la mantequilla – que debe estar a temperatura ambiente- y las Chips Ahoy ya trituradas. Movemos bien y guardamos en el frigorífico hasta su uso.
  8. Una vez saquemos los bizcochos del horno, esperamos que se enfríen un poco, desmoldamos y situamos sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.
  9. Los reservamos en el frigorífico o congelador para que al cortarlos para rellenar con el frosting no se nos desmiguen, sería un empastre.
  10. Dejamos pasar unas 8 horas o al día siguiente, cortamos con un cuchillo de sierra el bizcocho por la mitad, calamos con el almíbar y rellenamos con el frosting, con ayuda de una espátula metálica para extenderlo mejor.
  11. Ponemos la capa de arriba del bizcocho y empezamos a cubrirla con el mismo frosting, mejor empezando por los lados para distribuirlo mejor. Lo ideal sería que le dieráis una primera capa, lo reservaráis, y pasadas un par de horas volvieráis a repetir la operación para que se cubra perfectamente.

La decoración ya es opcional. Yo compré mini Chips Ahoy para que el corte quedara más bonito y espolvoreé algunas de las que me sobraban  que si no la tarta me parecía demasiado sosa al quedar tan marroncita toda ella…

La pasta de vainilla tiene un sabor mucho más intenso que el extracto, pero si no tenéis, que no cunda el pánico, ponedle un poco más de la cantidad que he puesto de extracto de vainilla y listo! Igual de bueno.

 

porcionchips

 

   No pude hacer fotos del proceso, aunque me hubiera gustado, y  creo que a vosotros también porque os facilitaría el proceso. Os      parecería que a partir de ahora, en las tartas que pueda, vaya  haciendo fotos sobre todo del montaje? Cualquier sugerencia es  bienvenida, que acepto muy bien las críticas y más cuando pueden  ser constructivas! 

 

 

 

Mi día de San Valentín

15 feb

El 14 de Febrero es la fecha señalada que utilizamos para regalar o hacer un detallito a nuestra pareja. A mi siempre me gusta más regalar fuera de estas fechas. La improvisación y los detalles van más con mi persona, pero bueno, viéndolo desde el punto pastelero, me gusta. Aparte de utilizar este día como exaltación del amor, también nos damos el capricho de endulzar un poco el día – algo que en mi casa es habitual- compartiendo un pedazo del pastel.

Yo hoy os voy a enseñar las tartas que hice el pasado jueves para que fueran directas a la mesa de tres personas muy especiales, mis peluqueras. Que no son unas estilistas cualquieras no, dos de ellas son mis vecinas de toda la vida y la tercera como si lo fuera, pues le tengo muchísimo cariño a las tres.

IMG_4027

Una tarta estaba compuesta de:

Tarta de fresas con nata

Tarta de fresas con nata

– Bizcocho genovés

-Crema pastelera

 -Cubierta de fresas con nata

  

 

 

La otra de:

Tarta de nata y chocolate

Tarta de nata y chocolate

 

 

 

-Bizcocho genovés con almíbar de vainilla

-Nata

-Ganache de chocolate

 

 

 

Y la tercera de:

Tarta vainilla-chocolate con Oreo

Tarta vainilla-chocolate con Oreo- Bizcocho de chocolate

 

 

 

-Bizcocho de chocolate

-Bizcocho de vainilla

-Frosting de Oreo

– Ganache de chocolate

Las tres tartas antes de ser entregadas

Las tres tartas antes de ser entregadas

 

 

Por hoy, sólo las fotos de las tartas. Otro rato ampliaré algunas de las recetas que contenían estas tartas. No obstante, si queréis practicar antes escribidme por el FB o a raquelhazmeunpastel@gmail.com. Ahí estos casi las 24 horas del día, que mucho no duermo :(

Que paséis buen fin de semana de San Valentín!

Tarta de chocolate con buttercream de vainilla

23 nov

Buenos días golosos!

Ya ha llegado el fin de semana, con pocas ganas de comer dulce ya que llevo unas semanas de atracón continuo. La línea y los análisis se me van a descontrolar, pero es que me gusta tanto hacer dulce… Aunque bueno, comérmelo también, de lo contrario no estaría preocupada por mi salud. También debo deciros que como bien dicen, el dulce alegra la vida porque aún teniendo un cúmulo de cosas que hacer, estoy muy contenta. Me levanto todos los días con ganas de comerme el mundo mojadito en café con leche, y esta filosofía, aunque parezca una tontería, hace que enfrentemos el día con una energía diferente sea domingo por la noche o el día después de volver de vacaciones.

El jueves fue mi cumple y el de mi cuñada ayer, así que como tenía que preparar una tarta bien hermosa, no me calenté demasiado la cabeza. Rebusqué entre las recetas que tenía guardadas de un blog que encontré un día por casualidad, Bakemania y me decanté por esta porque la combinación de chocolate y vainilla nunca falla. Os invito a que echéis un vistazo a esta página, eso sí, os doy un consejo… No la visitéis si tenéis hambre!

En fin, lo dicho. Una sonrisita y a disfrutar de la receta de hoy!

INGREDIENTES para el BIZCOCHO:

  • 60 g de cacao en polvo (Si es Valor mejor, para qué engañarnos…)
  • 300 g de azúcar
  •  190 g de harina
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  •  ½ cucharadita de levadura Royal
  •  ½ cucharaditas de maicena
  • 2 huevos
  • 160 mL de Buttermilk (En algunos supermercados como LIDL o El Corte Inglés lo podréis encontrar, pero ahora luego os digo cómo hacerla en casa que es más fácil y económico)
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 90 ml de aceite de girasol (Yo utilicé de semillas)
  • 1 pizca de sal
  • 120 mL de café
  • Mantequilla para engrasar el molde
  • Decoración (opcional)

Para la BUTTERMILK casera:

  • 160 mL de leche desnatada o semi*
  • 1 cucharadita de zumo de limón*

Echamos el zumo de limón a la leche y reservamos 10 minutos a temperatura ambiente hasta que tenga el aspecto de leche cortada.

*Estos son los ingredientes exactos que necesitaréis para hacer esta tarta. Si necesitáis más mL, aumentar las cantidades.  

Para la BUTTERCREAM DE VAINILLA:

  • 6 cucharadas  de harina
  • 480 mL de leche
  • 450 g de mantequilla SIN sal
  • 450 g de azúcar glas
  • 2 cucharaditas de aroma de vainilla
  • Colorante violeta (opcional)

PREPARACIÓN:

Bizcocho:

  1. Engrasamos el molde  y precalentamos el horno a 175ºC
  2. Tamizamos la harina, el azúcar, el cacao, la levadura, la pizca de sal, el bicarbonato y la maicena. Removemos y reservamos.
  3. En otro bol, mezclamos los ingredientes líquidos: la buttermilk, el café, el aceite, los huevos y el aroma de vainilla. Añadimos esta mezcla a la de los ingredientes secos y mezclamos para obtener la masa del bizcocho de chocolate.
  4. La metemos en el horno durante 25-30 minutos. Comprobamos con un palillo si el bizcocho ya no mancha. Cuando esté listo, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras hacemos la BUTTERCREAM DE VAINILLA:

  1. En un cazo ponemos la harina y añadimos poco a poco la leche sin dejar de mezclar. Este paso es muy importante para el resultado final, ya que si no se hace bien quedarán grumos.
  2. Una vez removido, ponemos el cazo al fuego durante 15 minutos hasta que espese. Retiramos del fuego y ponemos en un recipiente. Esperamos a que se enfríe la mezcla.
  3. Mientras batimos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente. Cuando ya tenga textura cremosa, iremos añadiendo el azúcar y el aroma de vainilla poco a poco. Una vez estén unidos todos estos ingredientes vamos añadiendo la mezcla de leche y harina, tranquilamente. Despacito y buena letra!
  4. Dejamos enfriar la buttercream 15 minutos en la nevera. Una vez transcurridos estos minutos ya estará lista para rellenar nuestra tarta!

Yo hice dos bizcochos en vez de cortar uno para que quedará más grande y para que no se me rompiera por el camino, todo hay que decirlo, por eso es tan grande. Si hacéis solo una calcular que os saldrá un poco más bajita, pero buenísima igualmente, y no os hincharéis tanto. También le puse colorante violeta al buttercream que puse arriba para darle un toque más femenino a la tarta. La combinación marrón- morado me gusta bastante y creo que en dulce no ha quedado mal tampoco.

Algunos CONSEJOS que os doy para hacer una tarta con dos pisos o más son:

  1. Utilizar una base desechable
  2. Poner unas 2 cucharadas de buttercream en la base a modo de pegamento, para que la tarta no se nos mueva demasiado.
  3. Esperar a que el bizcocho esté frío para cortarlo ya que si no se os desmigará, por decir poco. Si no esperáis puede que se os quede alguna parte del bizcocho en el sitio!
  4. Utilizar una espátula alargada para rellenar la tarta con el buttercream. La cantidad ideal son dos cucharones grandes de helado. Si no tenéis, os aconsejo rellenarla 0.5 cm para que la tarta no resulte demasiado pesada y que os de para cubrir la tarta. Es preferible que sobre para así poder ocultar imperfecciones que puedan quedarnos durante el proceso.
  5. Cuando cubráis la tarta es mejor que lo hagáis en dos pasos: primero cubriendo toda la tarta tapando lo que es el bizcocho. Dejar enfriar en la nevera y sacarpara ponerle la capa final. Es mucho más sencillo así, de este modo la tarta quedará mucho más aseada y con mejor aspecto ya que tendrá el color unificado, se habrán cubierto imperfecciones y el interior del bizcocho será todo un secreto ya que lo habremos tapado con la primera capa!
Recién hecha y decorada

Recién hecha y decorada

1471305_751932261490892_924686006_n

Espero que os haya gustado la tarta de hoy. Es más laboriosa que las que suelo postear, pero para una celebración vale realmente la pena. Recordad que la vainilla y chocolate son una apuesta segura!

Quedó así por dentro

Quedó así por dentro

Tarta de queso Vainilla Bourbon

13 sep

Este verano lo he aprovechado bastante bien. No he tenido vacaciones, no obstante, he aprovechado mis días libres mejor que si las hubiera tenido. Que si playa, que si excursiones, que si cenitas inventadas para no parar por casa y un sinfín de etcéteras. Pero bueno, han sido relajantes y completos a la par. Uno de los domingos de agosto tuve visita así que preparé un postre que no fuera demasiado pesado que con la paella y los entrantes ya nos íbamos a quedar más que saciados. Creo que acerté con esta tarta de queso, de la cual me enamoré nada más la vi en el blog Cupcakelosophy. La presentación y las múltiples recetas de su autora son increíbles. Entrad y deleitaros con sus recetas, pero mejor hacerlo con la barriga llena si no queréis morir de gula en el intento. Vaya pinta!

El sabor a vainilla Bourbon se nota ligeramente al final, ya que tiene bastante queso. Una cheesecake nada típica para sorprender a los amantes de este dulce.

INGREDIENTES

Para la tarta de queso:

  • Masa Filo. (Es más fácil de encontrar en supermercados, aunque en Cupcakelosophy utilizan otra).
  • 2 cucharadas de harina
  • 250 g de azúcar
  • 900 g de Philadelphia
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • Semillas de una vaina de Vainilla Bourbon (LIDL, El Corte Inglés,Carrefour).
  • 4 cucharadas de nata para montar
  • Una cucharada de zumo de limón
  • 3 huevos
  • Una yema
  • Media cucharada de agua
  • Media cucharada de Maizena

Para la crema de arriba:

  • Media cucharadita de esencia de vainilla
  • 16 g de Mascarpone
  • 200 mL de nata para montar muy fría
  • 3 cucharadas soperas de azúcar glas

Además necesitaremos:

  • Un molde desmontable
  • Algo de decoración. Yo opté por los fideos de chocolate, como en la receta original. Para qué cambiar si así estaba tan ideal…!?!?

PREPARACIÓN

  1. Engrasamos el molde desmontable y a continuación lo forramos con la masa filo. Horneamos 15 minutos hasta que esté ligeramente dorada.
  2. Batimos la Philadelphia hasta que esté cremoso. Añadimos el azúcar y batimos durante unos 3 minutos.
  3. Incorporamos los huevos con la yema previamente batidos, las semillas, el zumo, la harina y la nata. Batimos bien hasta que esté todo bien unido.
  4. Deshacemos la Maizena en agua y agregamos a la masa anterior.
  5. Metemos en el horno precalentado a 180ºC durante unos 45 minutos bajando la temperatura a 170ºC una vez metamos la tarta en el horno. Los minutos pueden variar dependiendo si queréis una textura más cremosa o más consistente.
  6. Dejamos enfriar y cuando esté templada taparla con film transparente unas 8 horas.

...Unas horas antes de ser servida, hacemos la crema de arriba:

  1. Montar la nata. Debe estar muuuuuuuuuy fría. Cuando ya esté casi lista, añadir el azúcar, el queso y la vainilla hasta que la nata tenga bastante consistencia.
  2. Aplicamos con espátula sobre la tarta.
Con la crema recién hecha

Con la crema recién hecha

Un consejo buenísimo que no sabía y que me he enterado también por este blog: Lavar previamente con agua caliente el cuchillo con el que se va a cortar la tarta. De esta forma los cortes serán más limpios!

El corte bastante limpio después de este gran truco

El corte bastante limpio después de este gran truco

Voy a seguir pensando en bases de bizcochos para el cumple de mi sobrina, que este mes cumple su primer año de vida y tengo que estar a la altura :)