Archivos de etiquetas: queso

Rosquilletas de sobrasada y queso

17 oct

Las estadísticas hablan. Las recetas sencillas son las más visitadas. Y no es para menos, pues que una receta no te lleve media mañana no es sinónimo de no estar buena, sino todo lo contrario.

Pensaba que estas rosquilletas, comunmente conocidas como “palitos” de sobrasada o queso, ya estarían por aquí, pero asombrosamente no. Con lo que me gustan! Es un snack perfecto para cualquier tipo de celebración, y seguro que quedáis genial. Hacedme caso… Yo ya no puedo ir a ningún evento y no llevar mi caja de “palitos” encima. Es un hecho. Después de elaborarlos, los de los hornos ya no serán los mismos!

 

INGREDIENTES para 20 unidades:

  • 75 g Cerveza
  • 75 g Aceite de girasol
  • 250 g Harina
  • c.s. Sal
  • 100g Sobrasada magra
  • 50 g Queso rallado especial para fundir (yo utilizo el paquete que incluye 3 ó 4 tipos de queso. Mozzarella rallada también serviría).
  • 75 g Queso rallado especial para gratinar (el que utilicéis para la pasta al horno. Yo uso Emmental).
  • Huevo (para pintar)

ELABORACIÓN

  1. Pesar y preparar los ingredientes. Preparar una lata de horno
  2. Mezclar en un bol todos los ingredientes menos la sobrasada y los quesos. Amasar hasta obtener una masa lisa y homogénea.
  3. Pesar piezas de 20 g y hacer bolitas (bolear)
  4. Estirar con rodillo dejando forma alargada
  5. Para los de SOBRASADA: Introducir una pequeña cantidad en el centro de la masa. Enrollar y apretar los bordes con cuidado de que no se nos salga la sobrasada. Poner la parte lisa arriba y la de las juntas de los dos extremos pegada a la lata.
  6. Para los de QUESO: Introducir una pequeña cantidad de queso para fundir y cerrar con cuidado repitiendo el proceso de los de sobrasada.
  7. Pintar con huevo ambos tipos. En los de queso pintaremos con huevo y a continuación pondremos el queso para gratinar. El huevo nos hará la función de pegamento!
  8. Cocer en el horno a 190ºC durante 20 minutos.

 

 

No es la mejor foto, pero es la única en la que se ven en primer plano!

No es la mejor foto, pero es la única en la que se ven en primer plano!

Y ya tenéis palitos para merendar! Con esta receta salen unos 20. Yo siempre suelo hacer más como os he dicho porque los hago para celebraciones. No me los suelo hacer para uso personal porque cuestan tan poco de hacer que sería un vicio semanal, o incluso de menos tiempo, y no es plan. Que queda menos de un año para un día muy importante para mi y tengo que lidiar con tres elaboraciones, dulces, a la semana más las que creo en casa y no es plan de hacer rosquilletas a granel.

 

Un consejo! Mejor que las hagáis para consumir en el día. Y si no, tapar bien, que no les entre nada de humedad. Yo si me guardo alguno lo dejo en una lata metálica para que sigan crujientes al día siguiente.

 

Ya me contaréis vuestra experiencia con las rosquis.

Tarta de queso Werther’s Original®

4 jun

La época de exámenes CASI ha llegado a su fin y con ello el buen tiempo. Ya estoy deseando aparcar un poco el horno y ponerme manos a la obra con los postres fresquitos y veraniegos. No es que le haga ascos a un buen bizcocho, ya sabéis lo que me encantan, pero en pleno verano lo que menos apetece es añadir aún más calor al ambiente, y más viviendo aquí.

Estos días atrás, me lo he visto mal para hacer algunas elaboraciones por el calor, y eso que acabamos de empezar junio… Ayer en clase fue la segunda parte del examen práctico de pastelería y aunque mantuve el bavarois y el mousse hasta el último momento en el congelador tuve que meterlo varias veces en la nevera antes de presentarlo, de lo contrario habría llegado en su estado inicial o más derretido aún. Lo mismo con la buttercream de un encargo. He tenido que trabajarla de madrugada para que no se deshiciera en el intento. Tampoco la trabajé divinamente, pero me dio margen de maniobra, ya que en vez de quedarse casi líquida en 5 minutos tardaba 20…

Ahora entendéis a que se deben mis ganas locas de hacer repostería refrescante, verdad? Es el precio a pagar por habitar en esta mediterránea ciudad :)

Y como no podía ser de otra manera, el punto medio entre los postres pesados de invierno y los ligeros de verano, una tarta de queso de los famosos Werther’s Original ®

 

werthers2 werther's

 

 

 

 

 

 

INGREDIENTES ( 6 personas- Molde de 15 cm- Y si es desmontable, mejor).

Para la base:

  • 62 g Galletas Digestive
  • 35 g Mantequilla 

Para el relleno:

  • 300 g Queso Philadelphia
  • 75 g Azúcar
  • 110 g Nata para montar (M.G. >35%)
  • Media cucharadita extracto de Vainilla
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • 2 Huevos
  • 1 Yema
  • 50 g Caramelos Werther’s Original

Para la cobertura:

La receta en sí ya es bastante dulzona por lo que yo decidí cubrirla con 125 g de sirope de arce calentado en un cazo al que después añadí 2 hojas de gelatina. No obstante, también podéis hacer utilizar lo siguiente:

  • 30 g Mantequilla
  • 50 g Nata 
  • 25 g Caramelos Werther’s

 

ELABORACIÓN

  1. Pesamos todos los ingredientes.
  2. Preparamos la base. Engrasamos el molde y mezclamos la mantequilla derretida con las galletas trituradas. Las vamos adhiriendo a la base y reservamos en el frigorífico.
  3. Precalentamos el horno a 190ºC
  4. Batimos la Philadelphia con el azúcar lentamente y a continuación añadimos la nata con los caramelos ya derretidos.
  5. Añadimos los huevos y la yema de uno en uno. Después, el sirope de arce y la vainilla.
  6. Volcamos la mezcla sobre el molde con la base de galletas ya fría y cocemos en el horno durante 1 hora aproximadamente.
  7. Esperar a que se temple y sin desmoldar, añadir la cobertura del sirope de arce y gelatina que os he propuesto. Si hacéis la otra cobertura, la podéis poner directamente para servir, o para comerosla vosotr@s jeje.

 

10325361_842409349109849_8143930985188892128_n

 

Os la recomiendo fervientemente a los enamorados del toffee y de  estos caramelos. Y a los que no sois tan fans… pues también!

 

 

 

 

 

 

La hice para el Día de la Madre y como estuve ocupada todo el  domingo, no la había fotografiado. Se la iba a enseñar a mi  susodicha, pero se me adelantó, y cuando llegué a la nevera ya se  había comido un trozo… Así es ella! A madre golosa no le gana  nadie jiji.

 

10172843_842409315776519_966988846457556999_n

Y antes de acabar, consejo que os habré dado alguna vez con las tartas de queso… Mejor hacerlas de un día para otro 😉

 

Pan de queso y aceitunas

28 may

Ya he visto en la encuesta que he hecho a través de mi página de Facebook que sois fans del queso, o al menos de las tartas que lo incluyen. No me extraña, yo soy seguidora fiel de este lácteo, exquisito en todas sus vertientes. A palo seco, con pan, en dulce, para acompañar comidas…Me encanta! Si os enteráis de alguna cata que hagan me avisáis, haced el favor, que no me la quiero perder!

Esta va a ser la segunda vez que os presente una receta salada que incluya queso, pero es que con este ingrediente me aseguro por lo menos un buen sabor. Esta receta la saqué de una revista que muchos de vosotros tendréis, la Delicias al Horno, del primer número concretamente, típico fascículo que todos compramos para probar. Me resultó interesante, pero la verdad  es que no me apetece hacer colecciones de nada que al final es un “sacacuartos” y no está el horno para bollos (y nunca mejor dicho).

La receta está modificada por no tener algunos de los ingredientes o por querer poner más de otros y compensar. A la próxima le añado más queso que nunca sobra :)

INGREDIENTES:

  • 75 g de aceitunas sin hueso
  • 75 g de pimientos asados o de piquillo ( de bote de cristal)
  • 1 cucharada de tomillo
  • 125 g de parmesano rallado
  • 350 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal y pimienta negra
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 300 mL de leche
  • Un yogurt natural

DECORACIÓN Y UTENSILIOS:

  • Molde de silicona rectangular
  • 1 huevo batido
  • Tiras de pimiento

PREPARACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con harina.
  2. Picamos las aceitunas y los pimientos. Rallamos el parmesano.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato en otro cuenco.
  4. Batimos los huevos en un recipiente aparte. En otro, hacemos lo mismo con la leche, el yogurt y el aceite de oliva. Espolvoreamos la sal y la pimienta negra. A continuación agregamos los huevos y batimos.
  5. Mezclamos las aceitunas, el pimiento, el tomillo y el queso con la harina. Hacer un hueco en el centro y vertemos la mezcla de la leche y huevos hasta obtener una pasta espesa y pegajosa.
  6. Extendemos la mezcla en el molde con la ayuda de una espátula.
  7. Alisamos la parte superior del pan y pintamos con huevo batido. Decoramos con el pimiento. Horneamos el pan durante 40-45 minutos y comprobamos que la mezcla haya subido por el centro. Comprobamos además con un palillo o cuchillo para ver si sale limpio.
  8. Mantenemos el pan en el molde durante 10 minutos. Luego lo dejamos en una rejilla para que se termine de enfriar.
Aspecto recién sacado del horno

Aspecto recién sacado del horno

Rebanada un poco grande, la mía!

Rebanada un poco grande, la mía!

Este pan se puede servir a rebanadas durante una comida o cena. Es un excelente acompañamiento y si sobra, que no va a ser el caso, se puede calentar y servir tipo tostas al día siguiente. Los ingredientes pueden variar dependiendo del gusto de cada uno, yo acabo de pensar que aparte de más queso, la próxima vez le pondré también aceitunas negras y otras hierbas como el romero que le darán un toque super bueno. Es una receta muy mediterránea ya que incluye algunos de los alimentos básicos en nuestra dieta diaria. Así que quitaos los prejuicios de que comer pan engorda y pensad lo que realmente es, muy saludable!

Josele, va por ti 😉 Perdón por la espera!!

Torta di riccotta e crocante

21 mar

Las Fallas 2013 han llegado a su fin… Este año no las he podido disfrutar como otros, no obstante he podido ver la mayoría de los monumentos de la sección especial y observar cómo cambia la ciudad por la mañana y por la noche. Las Fallas diurnas también están bien, pero espero poder combinarlas con alguna nocturnidad en 2014, si mi estómago me deja. Sin embargo no todo es negativo, el médico digestivo me ha dado una lista de alimentos que puedo comer y en ellos se incluyen los bizcochos y las tartas de queso!! Por lo tanto, puedo seguir catando los postres que vaya haciendo, así le haré un favor a mis padres que en un mes hay boda en casa y teniendo dulce día sí día también se está complicando el caber en una talla menos de traje…

Detalle de las fallas municipales

Detalle de las fallas municipales

El manto de la Virgen de los Desamparados

El manto de la Virgen de los Desamparados

El lunes fui a hacer unas compras a Alcampo, estaba paseándome por sus lineales, que dan gusto con tanta variedad, cuando me topé con el de quesos y cual mi sorpresa al encontrar uno de los ingredientes más esperados en mi nevera, la RICCOTTA!! Llevaba tiempo buscándola y ya había perdido la esperanza de encontrar una buena-bonita-barata ya que en las tiendas gourmet italianas la tienen pero con lo que vale prefiero comprarme la tarta directamente hecha! Algunos pensaréis que vaya tontería pudiendo utilizar requesón, pero no, yo quería riccotta fresca alguna vez y la conseguí.

La verdad es que me supero a mi misma cuando me emociono con estas cosas. En fin, cada uno encuentra la felicidad en un sitio, no? Yo di con ella en Alcampo el lunes, sin desmerecer las situaciones de mi día a día que también me hacen sonreir!

Y después de poneros en situación allá va la tarta de riccotta con crocante que he preparado con mi querido ingrediente estrella.

INGREDIENTES:

  • 300g de riccotta fresca (Vale va, podéis sustituirlo por requesón… )
  • 3 yogurts naturales
  • 3 huevos
  • 50g de harina
  • 150g de azúcar
  • Mantequilla para el molde
  • Almendras crocanti al gusto

PREPARACIÓN:

  1. Mezclar en un bol la riccotta, los yogurts, los huevos, la harina, el azúcar y batir hasta conseguir una crema fina.
  2. Verter esta masa en un molde redondo no muy grande, yo la puse en un molde ancho y bajito y la tarta me ha salido demasiado fina.
  3. Meter en el horno precalentado a 175ºC durante 35-40 minutos. Espolvorear el crocanti por encima recién sacada del horno. Dejar enfriar  y después, meter en el frigorífico y servir bien fresquita
Primer plano de la torta

Primer plano de la torta

Creo que ha valido la pena conseguirla. Probadla a hacer con requesón y me contáis que tal sale. Queda muy compacta y fresca. Lo mejor, que me recuerda a los postres probados en mi queridísima Italia!

Ciao belli!

Tarta de queso fácil- San Valentín

14 feb

San Valentín es una de otras tantas americanadas que El Corte Inglés nos trajo a España. Corazones por todas partes para demostrar a nuestras parejas lo mucho que les queremos. A las grandes superficies les va genial, a nuestros bolsillos no tanto… Sin embargo, soy una romanticona emperdernida y desde que tengo pareja siempre ha tenido su detallito. Eso sí, muy casero, que es más económico y mucho más sentimental.

Este año quería hacerle una bizcocho como el de las tartas de cumpleaños, pero me esperé al último momento y tuve que cambiar de idea. Ayer tenía un resfriado increible y lo más rápido fue ponerme manos a la obra con una tarta de queso fácil. Se puede hacer con los ojos cerrados y se cocina en 40 minutos. Yo le llamaría la tarta increible, por su sabor y por lo sencilla que es. Ayer le añadí un ingrediente más, pepitas de chocolate, aprovechando que la iba a cubrir de mermelada de frambuesa.

Igual os da tiempo a hacer una antes de que acabe el día…

INGREDIENTES:

  • 3 huevos
  • 3 yogurts blancos naturales o de limón
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1 tarrina Philadelphia de 270g
  • 3 cuharadas de harina
  • Un puñadito de pepitas de chocolate (opcional)
  • Mermelada de frambuesa o Chocolate fondant para cubrirla.

PREPARACIÓN:

  1. Se bate todo en ese orden
  2. Se engrasa un molde (tipo plum-cake o cuadrado) y se mete en el horno precalentado a 180ºC durante 35-40min.
  3. Se deja enfriar y se le pone la mermelada o el chocolate previamente fundido. Se le pone la decoración que cada uno prefiera. Yo le puse mermelada de frambuesa de “La vieja fábrica” que para mi gusto es de las mejores, perlas de azúcar color plata y algunos fideos de chocolate.

NOTA: Sin pepitas de chocolate, mermelada, chocolate y derivados está buenísima y fresca para tomarla en cualquier momento del día. Os he dado algunas nociones por si queréis decorarla un poco más, pero como mejor queda es sin nada 😉

La tarta desde arriba

La tarta desde arriba

No digáis que no os lo he puesto a fácil. Animaos a hacerla, yo ya estoy pensando en lo que voy a hacer mañana. A mi cabeza le va a dar un subidón de azúcar!

Que os llenen de amor hoy y siempre <3

Le pegué almendra laminada por los lados

Le pegué almendra laminada por los lados