Archivos de etiquetas: cumpleaños

Tarta Café con leche

27 mar

Buenos días!

Las Fallas terminaron, pero bueno, no pasa nada… Así queda menos para las de 2015 y estamos más cerca de la próxima festividad, la Pascua. No sé si lo veríais el otro día en mi página de Facebook, pero hice panquemaos y otro tipo de bollería muy típica en este tiempo. Más adelante me gustaría subir la receta, aunque me quedo con la que hice el año pasado del panquemao, que podéis ver en el blog. Ahora centrémonos en la de hoy, la tarta café con leche!

Como ya os he dicho en algunas ocasiones, doy a elegir los sabores de la tarta a la persona que cumple años, así es más personalizada y aunque no sea la favorita de los demás, pues un lujo que se dan los cumpleañeros. Mi madre quería esta tarta desde que la vimos en el libro de la blogger y repostera Bea Roque, así que sus deseos fueron órdenes! He de deciros a los amantes del café que es una tarta que os fascinará, y a los que no, que donde más se nota el café es en la cobertura y relleno, así que siempre os podéis comer lo de dentro que sabe a chocolate intenso muy rico 😉

 

Tarta café con leche

INGREDIENTES

  • 40 g Cacao en polvo VALOR
  • 235 mL café espresso
  • 280 g Harina
  • 50 g Maizena
  • 300 g Azúcar
  • 2 cucharadas de Levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200 g Mantequilla sin sal
  • 3 Huevos XL
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para el relleno y cobertura… NATA AL CAFÉ:

  • 500 mL Nata para montar (Importante que tenga más de un 35% de M.G. para que monte. Y que esté muy fría).
  • 2 sobrecitos de café soluble, o 1 y medio.
  • 70 g Azúcar

PREPARACIÓN

  1. Buscar, pesar y preparar todos los ingredientes. Tamizar las harinas, la levadura y la sal. Engrasar y enharinar dos moldes de 20 cm. Precalentar el horno a 175ºC.
  2. Disolver el cacao en polvo en el café, cuando aún esté caliente, y mover hasta que no queden grumos (por eso es importante que el café siga caliente). Reservar.
  3. Batir el azúcar y la mantequilla – a temperatura ambiente- hasta que tengamos una mezcla blanquecina.
  4. Añadir un huevo a la mezcla, batir, poner el siguiente. Repetir proceso con los 3 huevos. A continuación, añadir el aroma de vainilla.
  5. Incorporar la mezcla de las harinas alternando con la mezcla de café+cacao – Un poco de harinas, un poco de café+cacao, un poco de harinas… bis bis :) – hasta que esté todo incorporado y dé como resultado la masa de nuestro bizcocho.
  6. Repartir la masa, a partes iguales, entre los dos moldes y hornear unos 20- 25 minutos. De todas formas, haremos lo de siempre, pinchar con un palillo para comprobar que salga limpio.
  7. Dejar enfriar un poco, y a continuación desmoldar y enfriar sobre una rejilla.
  8. Este bizcocho se desmiga bastante por lo que lo más recomendable será envolverlo en film transparente, una vez esté frío, y meterlo al frigorífico. De esta forma será más fácil manipularlo si lo queremos rellenar. Si os lo queréis tomar así, también es mejor que aguantéis un poco, que tendrá una textura y un sabor mucho mejores.

 

Al día siguiente, podéis hacer la nata al café:

  1. Montar la nata, añadir el azúcar y cuando esté casi montada incorporamos el café. 

Yo la he hecho 2 veces y he de deciros que la cantidad de azúcar y café puede variar según vuestros gustos. La primera vez puse la cantidad que ponía en el libro y no quedó muy dulce, por lo que el amargor del café destacaba. La segunda vez le puse menos café, un sobre y medio, y un poco más de azúcar y me gustó más el resultado. Recordaba más a la moka.

 

MONTAJE

  1. Con un cuchillo de sierra, eliminar las partes de los bizcochos que se hayan quedado más endurecidas o tostadas.
  2. Colocar el primer bizcocho boca abajo. En la parte de arriba, rellenar con la nata con la ayuda de la espátula. Poner  el siguiente bizcocho y repetir el proceso. Comprobar que están bien centrados.
  3. Extender una capa de nata  alrededor de la tarta. Dejar enfriar unos 40 minutos. A continuación, poner otra capa más de nata alrededor y decorar al gusto. Yo iba con un poco de prisa e hice lo mismo que Bea Roque, pulverizar los restos de los bizcochos que me quedaron al quitar las partes más tostadas.

 

 

El corte

El corte

Os parece una buena combinación el chocolate con el café? Es más pesada que otras que he hecho, no obstante, ponerle la nata al café es una buena combinación, ya que con cualquier buttercream empalagaría demasiado.

Y bueno, repito otra vez más, contadme cómo os ha ido después de hacerla, o pasad fotos a través del Facebook de Raquel hazme un pastel. También por Twitter @hazmeunpastel o etiquetando alguna publicación en Instagram @raquing.

 

Os espero, cafeteros!

 

Tarta de Vainilla con Cookies

13 mar

Ya sé que no tengo perdón por no haber escrito en casi un mes, he intentado al menos estar en Facebook e Instagram, pero vamos, que yo misma sé que eso no es suficiente. Se me están acumulando las recetas y no me gusta! Quería haber tenido tiempo para subir algunas de las que me habéis pedido, pero no ha podido ser. Ayer terminé los exámenes de evaluación, entre medias he tenido también los prácticos de pastelería y panadería, y el tiempo que parecía tener libre o reposo esta espalda que tengo del revés, o voy a ver a mis sobrinos que alegran cualquier tipo de día.

Este mes pasado, como os comentaba, es en el que más cumpleaños tengo, así que ha habido un poco de variedad “tartil”. Esta receta, concretamente, la personalicé a gusto de mi hermana, que era la cumpleañera. A ella le encanta la vainilla, y a mi me llamaba la atención de hacer un sabor de helado que tanto gusta y que nunca había visto en bizocho. El resultado quedó como esperaba y fue bastante sencillo de hacer. Ya veréis!

 

Decoración básica y tradicional

Decoración básica y tradicional

 

 INGREDIENTES:

 Para el bizcocho...

  •  250 mL Aceite semillas/ Girasol
  •  250 g Azúcar
  • 250 g Harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 4 huevos
  • 1/2 cucharadita de pasta de vainilla (de la que luego os comento)

Para el almíbar…

  • 100 g Azúcar
  • 100 g Agua
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

Para el FROSTING de CHIPS AHOY

  • 150 g mantequilla
  • 250 g Philadelphia
  • 250 g Azúcar Glass
  • 200 g Galletas Chips Ahoy – y unas pocas más, de tamaño MINI, para adornar-

 

ELABORACIÓN:

  1. Primero hacemos el bizcocho. Engrasamos y enharinamos dos moldes del mismo tamaño,  pesamos todos los ingredientes necesarios y tamizamos la harina con la levadura.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC
  3. Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee.
  4. Añadimos el aceite y a continuación añadimos la harina y la levadura tamizadas. Movemos hasta que se incorpore. Entonces, introducimos la pasta de vainilla.
  5. Cocemos en el horno a 25-30 minutos, así que mientras tanto tendremos tiempo para elaborar el almíbar y el frosting.
  6. ALMÍBAR. Ponemos en un cazo el agua con el azúcar y la pasta de vainilla. Limpiamos bien los bordes y dejamos hervir. Retiramos y reservamos en una fiambrera o bol tapado.
  7. FROSTING. Trituramos las galletas y reservamos. Mezclamos la Philadelphia con el azúcar glas. A continuación añadimos la mantequilla – que debe estar a temperatura ambiente- y las Chips Ahoy ya trituradas. Movemos bien y guardamos en el frigorífico hasta su uso.
  8. Una vez saquemos los bizcochos del horno, esperamos que se enfríen un poco, desmoldamos y situamos sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.
  9. Los reservamos en el frigorífico o congelador para que al cortarlos para rellenar con el frosting no se nos desmiguen, sería un empastre.
  10. Dejamos pasar unas 8 horas o al día siguiente, cortamos con un cuchillo de sierra el bizcocho por la mitad, calamos con el almíbar y rellenamos con el frosting, con ayuda de una espátula metálica para extenderlo mejor.
  11. Ponemos la capa de arriba del bizcocho y empezamos a cubrirla con el mismo frosting, mejor empezando por los lados para distribuirlo mejor. Lo ideal sería que le dieráis una primera capa, lo reservaráis, y pasadas un par de horas volvieráis a repetir la operación para que se cubra perfectamente.

La decoración ya es opcional. Yo compré mini Chips Ahoy para que el corte quedara más bonito y espolvoreé algunas de las que me sobraban  que si no la tarta me parecía demasiado sosa al quedar tan marroncita toda ella…

La pasta de vainilla tiene un sabor mucho más intenso que el extracto, pero si no tenéis, que no cunda el pánico, ponedle un poco más de la cantidad que he puesto de extracto de vainilla y listo! Igual de bueno.

 

porcionchips

 

   No pude hacer fotos del proceso, aunque me hubiera gustado, y  creo que a vosotros también porque os facilitaría el proceso. Os      parecería que a partir de ahora, en las tartas que pueda, vaya  haciendo fotos sobre todo del montaje? Cualquier sugerencia es  bienvenida, que acepto muy bien las críticas y más cuando pueden  ser constructivas! 

 

 

 

Tarta de Huesitos con Twix

8 ene

Entre roscón y roscón encontré un hueco para hacer esta tarta hipermegafácil – o sea o sea- con la que quedaréis de lujo en cualquier sitio ya que es muy fácil de transportar al apenas manchar. Se llama tarta de Huesitos al llevar oblea y chocolate, aunque en mi casa nos recordó más al sabor del Turrón de Viena del que mis hermanos y yo tenemos conocimiento desde bien pequeños debido al amor de mi madre por esta chocolatina (Uy qué raro, mi madre teniendo devoción por un dulce… :p). Es una receta barata a la que le podéis hacer modificaciones o adiciones, como la que hice yo con Twix, ya que por alguna parte tenía que meter el medio kilo de estos chocolates que compré el otro día en Tiger. Estaba en la cola interminable característica de una tienda de cachivaches dos días antes de Reyes cuando vi una oferta escandalosa de Twix y Mars. Compré el medio kilo de lo primero, luego ya lo que iba a hacer con ello era más dudoso… Visité a mi amiga Ana después y me dio la idea de la tarta de Huesitos. Pensé que los Twix se iban al fondo del armario o  añadidos como decoración de los regalos de Reyes, pero no, el día 6 de enero decidí colocarlos como complemento de la tarta final.  Y ésta ha sido la historia de por qué llegaron a mi tarta sin ton ni son :)

-Se nota que hoy solo me estoy relacionando con el ordenador y tengo ganas de conversar, otro de mis hobbies-

Es tan cortita y sencilla esta receta que tengo

INGREDIENTES:

  • Un paquete de obleas, como las de la foto.
  • Estas son las obleas

    Estas son las obleas

    Un bote de Nutella

  • Una tableta de chocolate para postres
  • OPCIONAL para decorar: media tableta de chocolate blanco para postres y algún fruto seco.
  • 5 paquetes de Twix (de dos unidades cada uno).

PREPARACIÓN:

  1. Fundir la Nutella en el microondas para que esté más líquida (Si calentáis el bote directamente tener cuidado de quitarle todo el aluminio protector si no queréis quedaros sin micro!)
  2. En un plato grande de ensalada o en una base desechable de tartas colocar una oblea, untar con la Nutella, poner otra oblea, Nutella… BIS BIS hasta conseguir la altura que deseéis. Yo puse casi todas las obleas menos las que no pude salvar porque se rompen con mirarlas.
  3. Una vez conseguida la altura deseada cubrir con el chocolate de postres y rodear con los pedacitos de Twix, yo los corté en 3 para que se acoplaran mejor. Cuando esté seco el chocolate decoramos; yo utilicé chocolate blanco. Con la parte trasera de la cuchara fui trazando los rayajos.
Con los Twix alrededor

Con los Twix alrededor

Ya está! 3 pasos para tener una tarta buenísima. Además, los cortes son muy limpios y no hace falta cucharita para tomársela. Igual que si os tomarais una chocolatina de marcas comerciales pero hecha en casa! Si tenéis niños, les encantará, y a vosotros ni os cuento!! Probad a hacerla, que es un momento ya que no necesita horneado ni nada, y veréis como se convierte en uno de vuestros comodines dulces.

Así queda por dentro

Así queda por dentro

Tarta de chocolate con buttercream de vainilla

23 nov

Buenos días golosos!

Ya ha llegado el fin de semana, con pocas ganas de comer dulce ya que llevo unas semanas de atracón continuo. La línea y los análisis se me van a descontrolar, pero es que me gusta tanto hacer dulce… Aunque bueno, comérmelo también, de lo contrario no estaría preocupada por mi salud. También debo deciros que como bien dicen, el dulce alegra la vida porque aún teniendo un cúmulo de cosas que hacer, estoy muy contenta. Me levanto todos los días con ganas de comerme el mundo mojadito en café con leche, y esta filosofía, aunque parezca una tontería, hace que enfrentemos el día con una energía diferente sea domingo por la noche o el día después de volver de vacaciones.

El jueves fue mi cumple y el de mi cuñada ayer, así que como tenía que preparar una tarta bien hermosa, no me calenté demasiado la cabeza. Rebusqué entre las recetas que tenía guardadas de un blog que encontré un día por casualidad, Bakemania y me decanté por esta porque la combinación de chocolate y vainilla nunca falla. Os invito a que echéis un vistazo a esta página, eso sí, os doy un consejo… No la visitéis si tenéis hambre!

En fin, lo dicho. Una sonrisita y a disfrutar de la receta de hoy!

INGREDIENTES para el BIZCOCHO:

  • 60 g de cacao en polvo (Si es Valor mejor, para qué engañarnos…)
  • 300 g de azúcar
  •  190 g de harina
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  •  ½ cucharadita de levadura Royal
  •  ½ cucharaditas de maicena
  • 2 huevos
  • 160 mL de Buttermilk (En algunos supermercados como LIDL o El Corte Inglés lo podréis encontrar, pero ahora luego os digo cómo hacerla en casa que es más fácil y económico)
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 90 ml de aceite de girasol (Yo utilicé de semillas)
  • 1 pizca de sal
  • 120 mL de café
  • Mantequilla para engrasar el molde
  • Decoración (opcional)

Para la BUTTERMILK casera:

  • 160 mL de leche desnatada o semi*
  • 1 cucharadita de zumo de limón*

Echamos el zumo de limón a la leche y reservamos 10 minutos a temperatura ambiente hasta que tenga el aspecto de leche cortada.

*Estos son los ingredientes exactos que necesitaréis para hacer esta tarta. Si necesitáis más mL, aumentar las cantidades.  

Para la BUTTERCREAM DE VAINILLA:

  • 6 cucharadas  de harina
  • 480 mL de leche
  • 450 g de mantequilla SIN sal
  • 450 g de azúcar glas
  • 2 cucharaditas de aroma de vainilla
  • Colorante violeta (opcional)

PREPARACIÓN:

Bizcocho:

  1. Engrasamos el molde  y precalentamos el horno a 175ºC
  2. Tamizamos la harina, el azúcar, el cacao, la levadura, la pizca de sal, el bicarbonato y la maicena. Removemos y reservamos.
  3. En otro bol, mezclamos los ingredientes líquidos: la buttermilk, el café, el aceite, los huevos y el aroma de vainilla. Añadimos esta mezcla a la de los ingredientes secos y mezclamos para obtener la masa del bizcocho de chocolate.
  4. La metemos en el horno durante 25-30 minutos. Comprobamos con un palillo si el bizcocho ya no mancha. Cuando esté listo, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras hacemos la BUTTERCREAM DE VAINILLA:

  1. En un cazo ponemos la harina y añadimos poco a poco la leche sin dejar de mezclar. Este paso es muy importante para el resultado final, ya que si no se hace bien quedarán grumos.
  2. Una vez removido, ponemos el cazo al fuego durante 15 minutos hasta que espese. Retiramos del fuego y ponemos en un recipiente. Esperamos a que se enfríe la mezcla.
  3. Mientras batimos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente. Cuando ya tenga textura cremosa, iremos añadiendo el azúcar y el aroma de vainilla poco a poco. Una vez estén unidos todos estos ingredientes vamos añadiendo la mezcla de leche y harina, tranquilamente. Despacito y buena letra!
  4. Dejamos enfriar la buttercream 15 minutos en la nevera. Una vez transcurridos estos minutos ya estará lista para rellenar nuestra tarta!

Yo hice dos bizcochos en vez de cortar uno para que quedará más grande y para que no se me rompiera por el camino, todo hay que decirlo, por eso es tan grande. Si hacéis solo una calcular que os saldrá un poco más bajita, pero buenísima igualmente, y no os hincharéis tanto. También le puse colorante violeta al buttercream que puse arriba para darle un toque más femenino a la tarta. La combinación marrón- morado me gusta bastante y creo que en dulce no ha quedado mal tampoco.

Algunos CONSEJOS que os doy para hacer una tarta con dos pisos o más son:

  1. Utilizar una base desechable
  2. Poner unas 2 cucharadas de buttercream en la base a modo de pegamento, para que la tarta no se nos mueva demasiado.
  3. Esperar a que el bizcocho esté frío para cortarlo ya que si no se os desmigará, por decir poco. Si no esperáis puede que se os quede alguna parte del bizcocho en el sitio!
  4. Utilizar una espátula alargada para rellenar la tarta con el buttercream. La cantidad ideal son dos cucharones grandes de helado. Si no tenéis, os aconsejo rellenarla 0.5 cm para que la tarta no resulte demasiado pesada y que os de para cubrir la tarta. Es preferible que sobre para así poder ocultar imperfecciones que puedan quedarnos durante el proceso.
  5. Cuando cubráis la tarta es mejor que lo hagáis en dos pasos: primero cubriendo toda la tarta tapando lo que es el bizcocho. Dejar enfriar en la nevera y sacarpara ponerle la capa final. Es mucho más sencillo así, de este modo la tarta quedará mucho más aseada y con mejor aspecto ya que tendrá el color unificado, se habrán cubierto imperfecciones y el interior del bizcocho será todo un secreto ya que lo habremos tapado con la primera capa!
Recién hecha y decorada

Recién hecha y decorada

1471305_751932261490892_924686006_n

Espero que os haya gustado la tarta de hoy. Es más laboriosa que las que suelo postear, pero para una celebración vale realmente la pena. Recordad que la vainilla y chocolate son una apuesta segura!

Quedó así por dentro

Quedó así por dentro