Archivos de etiquetas: cookies

Tarta Petit Suisse®

18 ago

Toc toc, quién anda ahí? En pleno mes de agosto sé que vais a ser pocos los que veáis la actualización de post, no obstante, para los que ya no estéis de vacaciones, para los que no os habéis ido y sobre todo, para los que como yo este año están exentos de vacaciones, os merecéis una receta que hice hace muy poco y que me gustaría compartir. Resulta idónea para los días que restan de verano, y porqué no, para el resto del año. Su sabor nos hace volver a la infancia por unos segundos y no cansa nada – también decía lo de verano porque en vacaciones las comidas copiosas en familia son abundantes y apetece algo más ligero al paladar, aunque no lo sea realmente-.

El caso es que llevaba ya un tiempo pensando en hacerla, pero entre unas cosas y otras aún no me había lanzado a hacerla. Este verano estoy trabajando y los días que libro o los ratos que tengo los empleo en disfrutar de los rayos de sol, o mejor dicho, de cuando se esconden un poco, que queda muy mal decir esto siendo valenciana, pero me cuesta soportar el calor! No hay quién me entienda! Pero es que el otoño de la terreta es taaaan maravilloso que ya le tengo ganas :)

Vamos a la tarta que se está yendo el sol…

INGREDIENTES

  • 125 G Galletas Digestive – también pueden usarse galletas de chocolate si le queréis dar un toque distinto-
  • 60 g Mantequilla
  • 140g Azúcar
  • 100 g Harina
  • 4 Yemas
  • 4 Claras
  • 8 u Petit Suisse ® (Bueeeno, ahora Danoninos!)
  • 150 g Nata >35% MG
  • Colorante rosa (opcional)

Molde desmontable de unos 24cm

PREPARACIÓN

  1. En primer lugar precalentaremos el horno a 180ºC. Sacamos la mantequilla de la nevera. Engrasamos el molde y reservamos
  2. Trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla que debe estar con textura pomada. Colocamos esta mezcla al fondo del molde, e igualamos para que haya la misma cantidad de base en todo el molde. Metemos en el horno 5 minutos y al retirarlo, reservar.
  3. Mientras, seguimos haciendo nuestra tarta. Se monta la nata y se reserva en la nevera – si hace mucho calor, que fue mi caso-. Se montan las claras a punto de nieve.
  4. Se mezclan los Petit Suisse con el azúcar y a continuación se añaden las yemas una a una. Batimos hasta que esté todo integrado y a continuación añadimos la harina tamizada para que no se formen grumos. Mezclar hasta que se integre la harina. Si vais a poner colorante, hacedlo durante este paso.
  5. Agregamos la nata montada y las claras a punto de nieve, con cuidado, moviendo con una espátula de goma de abajo hacia arriba hasta que se integre.
  6. Volcar la mezcla sobre nuestro molde, donde está la base de galletas, y cocer en el horno durante 30-40 minutos a 180ºC.  A partir de los 25 minutos, comprobad si no mancha en el centro. Cuando ya no lo haga, apagar el horno y mantener la tarta unos 10 minutos en el horno.
  7. Al sacar del horno, pasar un cuchillo alrededor de la tarta para que se desmolde correctamente. Esto lo haremos cuando la tarta esté totalmente fría.

 

IMG_20140815_164948

 

Como habréis visto, sigue un procedimiento similar a muchas tartas de queso. Para que esté en condiciones óptimas es mejor hacerla con más de 8 horas de antelación antes de ser consumida. Y si puede ser el día antes, mejor. Eso sí, resulta difícil esperar, ya que el olor Petit Suisse/Tarta/Crujiente de galleta es algo insoportable, y no porque no me guste, sino por todo lo contrario :(

El tema del colorante es porque al ir añadiendo ingredientes el color rosa del Petit Suisse se va “evaporando”, de esta forma os aseguráis que el corte sea rosa. La cantidad que le pongáis depende de si la queréis rosa-plástico del envase o rosa claro como el postre en sí.

No me calenté demasiado la cabeza con la decoración, y tiene una explicación. Me gusta decorar mis tartas acorde a la situación, público y sabores. El Petit Suisse es consumido, en su gran mayoría, por los niños, así que puse por encima confetti – comestible- de colores (marca Vahiné) y dos banderitas de TIGER que ya tenía ganas de colocar a alguno de mis pasteles.

 

20140815_170155

 

Y por si no os habíais dado cuenta, esta es mi primera entrada con dominio propio! Mi sueño poco a poco se va haciendo realidad y aunque este año me tema que voy a tener mucha faena (esto para otro post :p ) seguiré trabajando para que tengáis Raquel hazme un pastel para rato 😀

 

Galletas de Volutto-chocolate con nueces

20 jun

Algún amante del Nespresso por aquí? Seguro que más de uno.. Y es que no sé qué tienen estos “crus” (cápsulas de café de esta marca), pero desde que lo pruebas, el café de los bares ya nunca vuelve a ser lo que era. Yo antes pensaba que el café era simplemente eso, café, con sus dos variedades Arábica y Robusta, pero sin matices. Cómo me equivocaba! El sabor, aroma y cuerpo, entre otras, cambia mucho de uno a otro, y yo que tengo una madre adicta a comprar varios tipos de café Nespresso®, puedo comparar.

Dentro de todos los cafés que nos ofrece esta prestigiosa empresa, hay dos en el podium: Dolçao do Brasil y VOLUTTO, un nombre de lo más acertado. De intensidad media, son muy agradables al paladar y nada pesados, por lo que son ideales tanto para el desayuno, como para después de comer -aunque yo prefiero tomarme uno al día, que ya tengo bastante con los nervios que llevo de serie-. El Cosí y Livanto tampoco me disgustan y el de vainilla tampoco. Hace unos años sacaron uno blanco llamado ONIRIA que por casi desbanca a mis preferidos, pero no, lo quitaron antes de que llegara a hacerlo…

Después de esta introducción sobre el Nespresso®, que parece que me han pagado para hacerles publicidad, os traigo una receta muy fácil de hacer, que dura mucho tiempo sin perder sus cualidades y que deja un sabor en el paladar muy agradable. Chocolate + café en una misma galleta= ADICCIÓN :)

 

Cru de Volutto

Cru de Volutto

 

INGREDIENTES

  • Un cru/cápsula Volutto- Nespresso®  (Si os gusta otra variedad, podéis cambiarla al gusto)
  • 100 g Mantequilla
  • 100 g Azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 250 g Harina
  • 2 cucharaditas Levadura Royal
  • Un puñadito de nueces ligeramente trituradas

ELABORACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 175ºC. Preparamos los ingredientes.
  2. Hacemos el café en nuestra cafetera Nespresso – modo café largo porque lo usaremos todo- y reservamos unos 5-10 minutos (depende de la época del año en que las hagáis)
  3. Mezclamos la mantequilla, a temperatura ambiente, con el azúcar moreno. A continuación añadimos la pizca de sal y el café. Mezclamos bien.
  4. Añadimos la harina junto la levadura. Cuando esté todo bien integrado, agregamos las nueces. Es mejor si no están demasiado trituradas para que al morderlas, tengan su punto crujiente.
  5. Dividimos piezas y hacemos bolitas de unos 4 cm de diámetro. Situamos sobre una lata con papel vegetal y aplastamos ligeramente. Procuraremos que no estén demasiado juntas ya que con la cocción, aumentarán de volumen y así evitamos que se nos peguen unas con otras.
  6. Introducimos en el horno y las dejamos unos 15-20 minutos. No tienen que tostarse. Cuando las saquemos del horno tienen que estar aún esponjositas. Se irán endureciendo conforme se vayan enfriando.

 

Cuando las hice estaba sola en casa, así que decidí apartarlas de mi vista metiéndolas, una vez frías, en una caja metálica, de las de galletas de mantequilla de toda la vida. De esta forma su conservación será mucho mayor. No las guardéis en plástico si no están totalmente frías, si no se reblandecerán y aunque estas galletas no son de tipo crujiente, si no mas bien abizcochadas, tampoco es cuestión de que adquieran una textura correosa y difícil de comer.

Lo único malo que veo de las galletas es que como no son muy grandes, sabes empezar, pero no acabar…

 

volutto

 

 

 

Para terminar hoy, quiero daros las gracias por haberme ayudado a llegar a los 300 seguidores en el Facebook

SOIS LOS MEJORES!

Como agradecimiento, dentro de unos días os tengo preparada una sorpresa. Qué será….

Tarta de Vainilla con Cookies

13 mar

Ya sé que no tengo perdón por no haber escrito en casi un mes, he intentado al menos estar en Facebook e Instagram, pero vamos, que yo misma sé que eso no es suficiente. Se me están acumulando las recetas y no me gusta! Quería haber tenido tiempo para subir algunas de las que me habéis pedido, pero no ha podido ser. Ayer terminé los exámenes de evaluación, entre medias he tenido también los prácticos de pastelería y panadería, y el tiempo que parecía tener libre o reposo esta espalda que tengo del revés, o voy a ver a mis sobrinos que alegran cualquier tipo de día.

Este mes pasado, como os comentaba, es en el que más cumpleaños tengo, así que ha habido un poco de variedad “tartil”. Esta receta, concretamente, la personalicé a gusto de mi hermana, que era la cumpleañera. A ella le encanta la vainilla, y a mi me llamaba la atención de hacer un sabor de helado que tanto gusta y que nunca había visto en bizocho. El resultado quedó como esperaba y fue bastante sencillo de hacer. Ya veréis!

 

Decoración básica y tradicional

Decoración básica y tradicional

 

 INGREDIENTES:

 Para el bizcocho...

  •  250 mL Aceite semillas/ Girasol
  •  250 g Azúcar
  • 250 g Harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 4 huevos
  • 1/2 cucharadita de pasta de vainilla (de la que luego os comento)

Para el almíbar…

  • 100 g Azúcar
  • 100 g Agua
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

Para el FROSTING de CHIPS AHOY

  • 150 g mantequilla
  • 250 g Philadelphia
  • 250 g Azúcar Glass
  • 200 g Galletas Chips Ahoy – y unas pocas más, de tamaño MINI, para adornar-

 

ELABORACIÓN:

  1. Primero hacemos el bizcocho. Engrasamos y enharinamos dos moldes del mismo tamaño,  pesamos todos los ingredientes necesarios y tamizamos la harina con la levadura.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC
  3. Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee.
  4. Añadimos el aceite y a continuación añadimos la harina y la levadura tamizadas. Movemos hasta que se incorpore. Entonces, introducimos la pasta de vainilla.
  5. Cocemos en el horno a 25-30 minutos, así que mientras tanto tendremos tiempo para elaborar el almíbar y el frosting.
  6. ALMÍBAR. Ponemos en un cazo el agua con el azúcar y la pasta de vainilla. Limpiamos bien los bordes y dejamos hervir. Retiramos y reservamos en una fiambrera o bol tapado.
  7. FROSTING. Trituramos las galletas y reservamos. Mezclamos la Philadelphia con el azúcar glas. A continuación añadimos la mantequilla – que debe estar a temperatura ambiente- y las Chips Ahoy ya trituradas. Movemos bien y guardamos en el frigorífico hasta su uso.
  8. Una vez saquemos los bizcochos del horno, esperamos que se enfríen un poco, desmoldamos y situamos sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.
  9. Los reservamos en el frigorífico o congelador para que al cortarlos para rellenar con el frosting no se nos desmiguen, sería un empastre.
  10. Dejamos pasar unas 8 horas o al día siguiente, cortamos con un cuchillo de sierra el bizcocho por la mitad, calamos con el almíbar y rellenamos con el frosting, con ayuda de una espátula metálica para extenderlo mejor.
  11. Ponemos la capa de arriba del bizcocho y empezamos a cubrirla con el mismo frosting, mejor empezando por los lados para distribuirlo mejor. Lo ideal sería que le dieráis una primera capa, lo reservaráis, y pasadas un par de horas volvieráis a repetir la operación para que se cubra perfectamente.

La decoración ya es opcional. Yo compré mini Chips Ahoy para que el corte quedara más bonito y espolvoreé algunas de las que me sobraban  que si no la tarta me parecía demasiado sosa al quedar tan marroncita toda ella…

La pasta de vainilla tiene un sabor mucho más intenso que el extracto, pero si no tenéis, que no cunda el pánico, ponedle un poco más de la cantidad que he puesto de extracto de vainilla y listo! Igual de bueno.

 

porcionchips

 

   No pude hacer fotos del proceso, aunque me hubiera gustado, y  creo que a vosotros también porque os facilitaría el proceso. Os      parecería que a partir de ahora, en las tartas que pueda, vaya  haciendo fotos sobre todo del montaje? Cualquier sugerencia es  bienvenida, que acepto muy bien las críticas y más cuando pueden  ser constructivas! 

 

 

 

Violet cake

18 feb

Febrero es un mes de todo menos tranquilo. Es corto, pero muy intenso. Media parte de mi familia cumple años este mes al que se le ha unido un nuevo miembro, mi precioso sobrinito. Aún tengo pendiente una tarta para celebrarlo, pero mejor la pospongo un poco, que en los próximos meses no hay tanto cumpleaños y no corremos el riesgo de empalagarnos (tanto).

Hoy os voy a enseñar una receta que le hice a mi abuela en su 89º cumpleaños. Quería estrenar mi nuevo aroma de violetas que compré en María Lunarillos y utilizar el frosting de Oreo + glaseado de chocolate que me había sobrado de las tartas de San Valentín. A mi abuela nunca le parece nada suficientemente dulce, pero quería probar suerte y ver su reacción al ver una tarta morada. La verdad es que el color ni lo mencionó, pero lo de “Qué buena está, pero no está dulce”, como no, no falló. Yo os animo a que la probéis ya que es sencillo, pero muy original al tener ese aroma.

Allá voy…

INGREDIENTES del bizcocho

●250 g Harina
●250g Azúcar
●250g Mantequilla
●5 huevos
●2 cucharaditas de levadura Royal
●8 gotas de aroma de violetas (o al gusto)
● Colorante en pasta de color morado

INGREDIENTES Frosting de Oreo
●5 galletas Oreo
●200 g Azúcar glas
●80 g Philadelphia
●60 g Mantequilla
●35 g interior de las Oreo (la “crema” blanca)
●1 cucharadita de esencia de vainilla

ELABORACIÓN
1. Engrasar y enharinar el molde.
2. Preparar y pesar los ingredientes. Precalentar el horno a 180ºC.
3. Derretir la mantequilla ligeramente si no la tenemos a temperatura ambiente. Mezclar con el azúcar e ir añadiendo los huevos uno a uno.
4. Añadir la harina y levadura tamizadas.
5. Agregar el aroma de violetas y a continuación el colorante hasta obtener el color deseado. Mejor que pongáis de más ya que aunque en la masa quede muy intenso, durante la cocción pierde bastante color.
6. Cocer en el horno durante 50 minutos.

Mientras está en el horno haremos el FROSTING DE OREO:
1. Separar la crema de las galletas Oreo. Triturar las galletas y reservar la crema junto a la otra que ya tenemos preparada.
2. Batir la mantequilla a temperatura ambiente junto con la crema de las Oreo y el Philadelphia hasta obtener una mezcla cremosa.
3. Añadir las galletas trituradas y la esencia de vainilla. A continuación agregar el azúcar glas y mezclar hasta que esté todo bien integrado.

Una vez se saque el bizcocho del horno dejar enfriar en una rejilla. A continuación reservar en el frigorífico tapado con film transparente ( unos 30min).
Pasado este tiempo lo sacaremos de la nevera y lo cortaremos por la mitad, con un cuchillo de sierra.
Con la ayuda de una espátula rellenar el bizcocho con el frosting de oreo. Reservar en el frigorífico antes de cubrir la tarta con el glaseado que deseemos.

El frosting y la cubierta se pueden hacer al gusto de cada uno. Yo arriesgué poniéndole oreo-chocolate y la verdad es que me encantó la combinación con las violetas.

Este aroma lo podéis encontrar en la mayoría de tiendas de repostería creativa u online en tiendas especializadas que es donde lo compro yo.

image

Sólo tengo una foto de la tarta porque no me dio tiempo a hacer más. Lo volveré a hacer y las cuelgo. De momento me voy a terminar la tarta de mañana.  Este febrero…

Galletas especiadas

12 dic

Las Navidades se acercan peligrosamente. Seguro que algunos de vosotros ya habéis empezado con alguna comida o cena navideña y si no este fin de semana… Para los que no, os traigo faena en forma de galletas. No creo que lleguen al 25 de diciembre, pero este mes es lo que tiene, es una espiral de comer y más comer, así que os lo podéis permitir, ya vendrán los propósitos de Año Nuevo (hacer deporte ,adelgazar…). No digáis que no, que estos se llevan la palma!

Podéis hacer estas galletas con cortador de muñeco de jengibre, yo las hice tipo pastas porque no quería entretenerme a hacer el muñeco a mano, pues no he tenido tiempo de comprar “Jengis”, sólo lo tengo en formato minibizcocho y ese para las galletas como que no… Os escribo la receta y después os doy algunos consejos sobre el acabado ideal.

INGREDIENTES:

  • 450g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura Royal
  • 2 cucharaditas de jengibre (En Mercadona lo venden en la parte de las especias, pero si lo queréis poner natural y rallarlo vosotros, mejor. Eso sí, este sabor prevalecerá sobre las demás especias).
  • 3 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de pimienta blanca o pimienta de Jamaica (OPCIONAL. Yo esta vez no le puse).
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 200g de miel
  • Azúcar glas para espolvorear

También necesitaréis…

  • Cortador de pastas a vuestra elección. Un arbolito navideño, un jengi, uno básico..
  • Tamizador, o colador
  • Rodillo
  • Papel vegetal
  • Lata del horno
  • Boles
  • Espátula
  • Batidora
  • Mesa de trabajo

PREPARACIÓN:

  1. Tamizamos la harina, la levadura, las especias y la sal sobre un bol.
  2. En otro cuenco batimos la mantequilla y el azúcar moreno -si la mantequilla no está reblandecida, será muy difícil este paso- y en otro bol batimos los huevos y la miel.
  3. Sacamos la lata del horno y la preparamos poniéndole encima una hoja de papel vegetal. Posteriormente, precalentamos el horno a 180ºC.
  4. Incorporamos poco a poco la mezcla del azúcar y mantequilla sobre el bol de los ingredientes secos (el de la harina, levadura…) así como el de los huevos y la miel. Mezclamos todo bien con ayuda de la espátula, aunque lo que más os ayudará serán vuestras manos. El amasado será de unos 20 minutos apróximadamente, hasta que nos quede una masa homogénea que no se nos pegue.
  5. Extendemos la masa con un rodillo y sobre una superficie muy limpia y lisa, la encimera por ejemplo. Con un cortapastas formamos nuestras galletas cuyo grosor no deberá sobrepasar de los 0.2-0.3 cm. Las vamos situando sobre el papel vegetal y metemos al horno durante 15 minutos apróx. Aunque el olor que desprenden hace que queramos lanzarnos sobre ellas, esperaremos a que se templen un poco para que no se nos rompan por el camino. 

Galletas especiadas

Para que veáis el grosor

Para que veáis el grosor

Primer plano. Favorecidas?

Primer plano. Favorecidas?

Respecto al grosor os explico. El año pasado las hice más finas y quedaron crujientes, no obstante se rompían con más facilidad (creo que quedaron pocos pétalos vivos, pues utilicé cortador en forma de flor), y el sabor no se notaba de la misma forma. Con 0.2-0.3 cm notaréis muy bien la delicadeza de esta fusión de especias tan navideñas.

Para finalizar os recuerdo que podéis pedirme alguna receta que queráis incluir en vuestro menú navideño para poder hacerla en casa. Yo la visualizo, la hago en casa y os explico el proceso para que la preparéis vosotros. Mejor que sea dulce, o de repostería salada, claro está! Yo ya tengo cosas en mente para postear los próximos días, pero me gustaría mucho poder ayudaros si lo necesitáis. Quiero ser vuestra Raquelhazmeunpastel Noel 😉