Archivos de etiquetas: cocina

Pan de queso y aceitunas

28 may

Ya he visto en la encuesta que he hecho a través de mi página de Facebook que sois fans del queso, o al menos de las tartas que lo incluyen. No me extraña, yo soy seguidora fiel de este lácteo, exquisito en todas sus vertientes. A palo seco, con pan, en dulce, para acompañar comidas…Me encanta! Si os enteráis de alguna cata que hagan me avisáis, haced el favor, que no me la quiero perder!

Esta va a ser la segunda vez que os presente una receta salada que incluya queso, pero es que con este ingrediente me aseguro por lo menos un buen sabor. Esta receta la saqué de una revista que muchos de vosotros tendréis, la Delicias al Horno, del primer número concretamente, típico fascículo que todos compramos para probar. Me resultó interesante, pero la verdad  es que no me apetece hacer colecciones de nada que al final es un “sacacuartos” y no está el horno para bollos (y nunca mejor dicho).

La receta está modificada por no tener algunos de los ingredientes o por querer poner más de otros y compensar. A la próxima le añado más queso que nunca sobra :)

INGREDIENTES:

  • 75 g de aceitunas sin hueso
  • 75 g de pimientos asados o de piquillo ( de bote de cristal)
  • 1 cucharada de tomillo
  • 125 g de parmesano rallado
  • 350 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal y pimienta negra
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 300 mL de leche
  • Un yogurt natural

DECORACIÓN Y UTENSILIOS:

  • Molde de silicona rectangular
  • 1 huevo batido
  • Tiras de pimiento

PREPARACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con harina.
  2. Picamos las aceitunas y los pimientos. Rallamos el parmesano.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato en otro cuenco.
  4. Batimos los huevos en un recipiente aparte. En otro, hacemos lo mismo con la leche, el yogurt y el aceite de oliva. Espolvoreamos la sal y la pimienta negra. A continuación agregamos los huevos y batimos.
  5. Mezclamos las aceitunas, el pimiento, el tomillo y el queso con la harina. Hacer un hueco en el centro y vertemos la mezcla de la leche y huevos hasta obtener una pasta espesa y pegajosa.
  6. Extendemos la mezcla en el molde con la ayuda de una espátula.
  7. Alisamos la parte superior del pan y pintamos con huevo batido. Decoramos con el pimiento. Horneamos el pan durante 40-45 minutos y comprobamos que la mezcla haya subido por el centro. Comprobamos además con un palillo o cuchillo para ver si sale limpio.
  8. Mantenemos el pan en el molde durante 10 minutos. Luego lo dejamos en una rejilla para que se termine de enfriar.
Aspecto recién sacado del horno

Aspecto recién sacado del horno

Rebanada un poco grande, la mía!

Rebanada un poco grande, la mía!

Este pan se puede servir a rebanadas durante una comida o cena. Es un excelente acompañamiento y si sobra, que no va a ser el caso, se puede calentar y servir tipo tostas al día siguiente. Los ingredientes pueden variar dependiendo del gusto de cada uno, yo acabo de pensar que aparte de más queso, la próxima vez le pondré también aceitunas negras y otras hierbas como el romero que le darán un toque super bueno. Es una receta muy mediterránea ya que incluye algunos de los alimentos básicos en nuestra dieta diaria. Así que quitaos los prejuicios de que comer pan engorda y pensad lo que realmente es, muy saludable!

Josele, va por ti 😉 Perdón por la espera!!

Magdalenas de nueces y sirope de arce

16 may

Hacía tiempo que no incluía nueces ni sirope de arce en ninguna de mis recetas así que hoy he cogido uno de los libros de recetas de magdalenas que me regalaron en mi pasado cumpleaños y me he puesto a buscar alguna que incluyera alguno de estos dos ingredientes. Casualmente he encontrado una receta que necesitaba los dos, así que me ha venido genial. No sé como no lo había pensado antes pues estos dos ingredientes por separado son deliciosos, pero juntos, aún lo son más. Sí, son un poco invernales, pero con este tiempo tan cambiante aún apetecen. Ya habrá tiempo para hacer recetas bien fresquitas, que en Valencia nos esperan más días de la cuenta de calor…

Las magdalenas tienen un sabor distinto al incorporarle el jarabe, aunque yo creo que predomina la nuez, muy buena para el colesterol (Sí, la receta tiene azúcar y “fastidia” para decir que es saludable, pero mejor que lleve nuez que algo que aporte aún más grasa). Otro día subiré la receta del bizcocho de nueces para que tengáis la conciencia más tranquila que con estos bizcochitos ;9

INGREDIENTES para 12 unidades

  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente (O calentar en el micro sin que llegue a quedarse líquida).
  • 60 g de azúcar moreno
  • 1 sobre de azúcar avainillado
  • 60 mL de sirope de arce
  • 2 huevos
  • 120 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de leche (Yo he sustituido por 1 yogurt blanco que ya se me iba a caducar!)
  • 50 g de nueces trituradas
  • 12 moldes de magdalenas. Y si tenéis molde múltiple mejor que mejor.
  • 12 medias nueces para adornar.

PREPARACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 170ºC. Preparamos los moldes de las magdalenas en el molde múltiple.
  2. Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta obtener una crema. Añadimos el sirope y los huevos, uno detrás de otro, batimos.
  3. Mezclamos en otro bol la harina con la levadura y la sal. Posteriormente, y poco a poco, incorporamos esta mezcla a la anterior alternando con la leche (o yogurt).
  4. Añadimos las nueces trituradas y mezclamos bien. Después cogemos una cuchara grande para repartir la masa entre todos los moldes.
  5. Metemos en el horno 20 minutos. Comprobamos con un palillo y si sale limpio es que ya están listas!
Resultado final

Resultado final

Si queréis endulzarlas más podéis hacerle una cobertura de queso fresco; es muy sencilla. Mezclamos 100g de Philadelphia con 50 g de mantequilla ablandada. Incorporamos 250 g de azúcar glas y 2 cucharadas de sirope de arce. Lo repartimos entre las magdalenas ya frías.

Primer plano

Primer plano

Ya que estamos me gustaría animar desde aquí a todos aquellos que estáis a punto de empezar exámenes. Aprovechad y hacer alguna recetita en los descansos, os ayudará a concentraros mejor. A mi me sirvió en mi última convocatori a:)

IN BOCCA AL LUPO!

GALLETAS DE MIEL (Yayitas)

27 feb

Las galletas… Esos dulces tan fáciles de comer y de transportar. Es muy difícil cuantificar cuantos tipos hay, lo que sí es más sencillo es afirmar lo deliciosas que resultan sea cual sea la manera en que estén cocinadas. Es uno de los alimentos que más nos llaman la atención desde niños, no sé si por sus formas, por su sabor o por su textura normalmente crujiente. El caso es que nos acompañan durante toda nuestra vida… Cambiamos los gustos, pero no de galletas, por lo menos en mi caso. He probado cientos de ellas, pero siempre acabo volviendo a las que desayunaba los fines de semana viendo dibujos animados.

Un día de tantos, paseando por el lineal de galletas de un conocido hipermercado, me paré a pensar por qué no me había puesto ya manos a la obra con las campurrianas o las yayitas. No tardé mucho en encontrar la receta, se ve que había mucha gente melancólica como yo :)

Hoy os traigo la receta de las yayitas que con este tiempo apetece quedarse en casa y atiborrarse de galletas mientras nos tumbamos en el sofá con la mantita… A ver si hay alguien que pueda hacer esto, yo tengo que salir a la calle a buscar curro (de esos que tanto escasean).

INGREDIENTES:

  • 500g de harina
  • 25g de maizena
  • 30g de miel
  • 25g de coco rallado
  • 150g de azúcar
  • 140g de aceite de girasol
  • 50g de agua
  • 2 huevos (Uno para la masa y otro para pintar las galletas).
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita esencia de vainilla

PREPARACIÓN:

  1. En un bol mezclamos todo menos la harina, la maizena, y la levadura. Batimos bien.
  2. Una vez mezclado incorporamos el resto tamizado y amasamos con las manos (bien limpitas).
  3. Ponemos la masa sobre el banco de la cocina (debe estar impoluto. Yo por si acaso lo hago encima de una tabla de metacrilato grande). La estiramos y hacemos galletas rectangulares de 0.5cm marcando las rayas características con el tenedor. Las vamos dejando en la bandeja del horno forrada con papel vegetal.
  4. Las metemos en el horno precalentado a 180ºC 10 minutos. Una vez estén dentro las dejamos a la misma temperatura durante 12 minutos.
  5. Pasado este tiempo las sacamos y esperamos unos 10 minutitos a que se enfríen y… LISTAS!

Han sido fáciles? SIIII. Hacer galletas es bastante más sencillo de lo que parece y es muy entretenido. Es una buena opción para una tarde con amigas o como un plan romanticón diferente (Yo esto lo tengo que probar aún, que suena bien). He de deciros que la masa se puede congelar, así que si os quedáis con ganas podéis hacer otra tanda de Yayitas. Os aconsejo que tengáis cuidado, vician más que las palomitas!!!

Estas son las primeras que hice

Estas son las primeras que hice

Ya me contaréis qué os ha parecido la experiencia. Os espero en el próximo post con las manos en la masa!

:*

Os presento a mi yo pastelero

8 feb

La Repostería es un arte culinario sin parangón.
Algunos no podríais vivir sin azúcar -o sustitutos- otros estaríais largas temporadas sin probarlo. No obstante, no os engañéis, a nadie le amarga un dulce.

Esto debí  entenderlo desde bien pequeña, pues mis primeros recuerdos se sitúan en la cocina de mi yaya ; no precisamente comiendo todo lo que hacía, que también, si no ayudando y apuntando todo lo que allí se cocinaba. Aún recuerdo mi primer flan de galleta, receta familiar que algún día postearé, y la coca de llanda. Me parecía divertidísimo mojar las galletas con café para el flan y poner papelitos de cada color para la coca, tanto que cada fin de semana probábamos con otra receta tradicional. Era una niña que se contentaba con una batidora, harina, azúcar y poco más. Vamos, como ahora :)

Estuve varios años pasando bastante de este tema. Ya sabéis…: Adolescencia, obligaciones, nuevos hobbies y la escasa personalidad que caracteriza la edad del pavo. Por fin acabó esta etapa, demasiado larga para mi gusto, y volvió a mi la inspiración, los recuerdos tan bonitos de la infancia, mi compañera de trabajo Paloma, mi sobrina Sofía y mi amiga Raquel.

Paloma, una máquina de la cocina en general y sobre todo de la repostería (http://rinconcitodepally.blogspot.com.es/) hizo el verano pasado que volviera la Raquel pastelera que tuve tan escondida durante años. Me inspiró de tal modo que aquí estoy escribiendo mi primer post. Le estoy agradecidísima, es una grande!

Meses más tarde llego Sofía, la reina de su tía. Ese día, nacieron también sensaciones y pensamientos nuevos. Si algo tan precioso había llegado al mundo, quién era yo para no hacer todo lo que estuviera en mi mano para que se sintiera orgullosa de su tía. Justo ese día, retomé mi yo pastelero, y me puse manos a la obra con una tarta de zanahoria. Y es que Sofía, es mucha Sofía!!

Y ya finalizando la historia de como he vuelto a encontrarme, mención especial a Raquel, mi mejor amiga, desarrolladora web. Ella impulsó la idea de hacer el blog y dar a conocer mis postres. Promete mucho, así que no le perdáis de vista.

Hasta aquí la presentación de mi yo pastelera. Prometo endulzaros la vida en la medida de lo posible. Todo es casero, sin colorantes ni conservantes, y sobre todo, está hecho con amor. Con el que le ponía y le sigue poniendo mi yaya a sus recetas, y con todo el que me da mi chico,  familia y amigos.

Gracias a todos por empezar a leerme. Ya sabéis que si os apetece dulce solo hace falta que gritéis:

RAQUEL, HAZME UN PASTEL!

Una de mis pasiones, las magdalenas.

Una de mis pasiones, las magdalenas.

Mi libreta de recetas de cuando tenía 6 años

Mi libreta de recetas de cuando tenía 6 años