Archivos de etiquetas: chocolate

Quedar como un Rey Mago III: Turrón de Nutella

17 dic

Habéis visto alguna sobremesa navideña sin turrón? Es más típico, en estas fechas, que jugar a la lotería, dar y recibir regalos, adornar casas y negocios… Una Navidad sin turrón no es viable. Es un hecho.

De yema, Jijona, Alicante, guirlache, praliné… Algunos los prefieren clásicos, otros se decantan por los que se han inventado estos últimos años. No obstante. hay uno que no falta NUNCA, el de chocolate. Ese no lo perdona nadie y si no el 7 de Enero, acercaos a la despensa y me contáis. Se va con la Navidad!

El otro día hicimos en clase este que os voy a contar hoy. Lo peor, que ya no vais a tener la excusa de tomarlo sólo en Fiestas; es tan sencillo que lo de dejar el turrón sólo para Navidad va a ser un imposible, y si no, al tiempo 😉

 

 

 

10846399_975738412443608_7313376994331330651_n

INGREDIENTES (Para una tableta rectangular tamaño turrón estándar)

  • 170 g Nutella
  • 350 g Chocolate con leche
  • Arroz inflado (y/o si preferís también frutos secos)

Y además necesitamos…

  • Molde Plumcake (si es de silicona se desmoldará mucho mejor)
  • Papel sulfurizado (si es de otro material lo necesitaréis para desmoldarlo)

ELABORACIÓN

  1. Fundimos el chocolate con leche al baño María y atemperamos* hasta que alcance 35 ºC ( hasta que esté templado)
  2. Añadimos la Nutella y mezclamos.
  3. Vertemos un poco de la mezcla de chocolates en el molde. Añadimos arroz inflado, generosamente, y volvemos a poner chocolate.
  4. Movemos un poco el molde para que se integre todo bien y si queréis, volvéis a poner un poco más de arroz.
  5. Dejaos enfriar y desmoldamos con cuidado.

* Se hace moviendo el chocolate constantemente y así lo vamos enfriando.

Ya está! No os parece una tortura que algo tan sumamente delicioso esté tan al alcance? Bueno, en Navidad se permite todo…

Podéis sustituirlo por Nocilla o por cualquier crema de cacao no comercial, pero personalmente y con total sinceridad os diré que mejor con Nutella, está especial.

 

Podéis contemplarlo también como detalle empaquetándolo con un papel metalizado. Seguro que acertáis!

 

Quedar como un Rey Mago II ♛ : CHAI TEAramisù

10 dic

Estas semanas previas a Navidad están siendo, cuanto menos, moviditas. Varias entregas de trabajos, alguna que otra compra, inauguración de época de cenas y un ya largo etcétera.

Tengo muchas recetas que mostraros, así que espero llegar a tiempo para la semana grande de las fiestas :)

Hoy os traigo un postre, indispensable para muchos en su versión original, algo cambiado. No sé cómo veréis esto los puristas del del café… Yo sólo os digo que no echaréis de menos vuestro tiramisù de toda la vida. Es más, creo que os vais a pasar a este, que en mi opinión, cansa menos y es más especial.

Os sugiero presentarlo en taza,  la de la imagen sería ideal – es de la tienda Muy Mucho por muy poco- para darle un toque más divertido al postre. Os he comentado lo de la taza transparente porque de este modo se pueden ver, también, las distintas capas del tiramisù, que esto sí que no lo he cambiado.

 

Sugerencia de presentación

Sugerencia de presentación

 

El bizcocho lo podéis hacer vosotros, o si queréis ir más rápido, se compran bizcochos de soletilla ya hechos y asunto arreglado!

Por si acaso os doy la receta si queréis un postre 100%casero

Ingredientes (4 personas):

BIZCOCHO DE SOLETILLA

  • 30 g Yemas
  • 60 g Claras
  • 40 g Azúcar
  • 50 g Agua
  • 55 g Harina
  • 10 g Maicena
  • 3 g Levadura en polvo

TIRAMISÙ

  • 250 g Mascarpone
  • 3 bolsitas de Té Chai (La marca HORNIMANS lo comercializa)
  • 200 mL Agua
  • 12 g Ron
  • 90 g Azúcar
  • 100 g Bizcochos de soletilla
  • 60 g Pistachos (triturados, sin sal y sin piel)
  • 60 g Cacao en polvo

Además..

  • Soporte para el tiramisú (taza, vaso o copa sería lo más recomendable, sino un molde)
  • Pistacho y cacao en polvo para decorar
  • Manga pastelera
  • Corta pastas 6-8 cm redondo

ELABORACIÓN

BIZCOCHOS DE SOLETILLA

  1. Precalentar el horno a 260ºC
  2. Tamizar la harina, levadura y maicena
  3. Preparar hoja de papel sulfurizado sobre una lata de horno
  4. Mezclar yemas con agua
  5. Montar claras con azúcar a punto de nieve.
  6. Añadir la mezcla de yemas al punto de nieve y batir ligeramente (sólo para que se incorporen)
  7. Fuera de la batidora, añadir las harinas tamizadas y mezclar con espátula con movimientos envolventes para que no se bajen las claras.
  8. Rellenar la manga pastelera y escudillar sobre el papel sulfurizado un rectángulo. Extender bien la mezcla con una espátula metálica
  9. Cocer en el horno 5 minutos.

CREMA DE MASCARPONE CON PISTACHOS

  1. Hacer la infusión de las 3 bolsas de té en los 200 mL de agua. Añadir después el ron.
  2. Triturar pistachos
  3. Montar las claras a punto de nieve. Reservar.
  4. Montar yemas con azúcar. A continuación añadir el Mascarpone. Batir.
  5. Agregar los pistachos triturados
  6. Incorporar las claras con cuidado.
  7. Reservar en la nevera hasta su montaje

Y ahora… lo más importante, el MONTAJE!

  1. Cuando el bizcocho ya esté frío, cogemos el corta pastas redondo y hacemos formas en el bizcocho.
  2. Vertemos un poco de la mezcla de mascarpone con pistachos en la taza o soporte escogido.
  3. Bañamos los discos de bizcocho en la mezcla de Chai y ron y lo ponemos encima de la crema.
  4. Repetimos la operación
  5. En la última capa de crema, espolvoreamos cacao y pistacho.

Así ya tenemos postre! Si queréis les podéis hacer más decoraciones. Yo aproveché que había hecho pastas de té para hacer una en forma de cuchara. Podéis hacer lo mismo vosotr@s, pero con chocolate cobertura. Eso sí, necesitaréis un molde d esta forma o ser muy habilidosos con el cornet (o cuchara) para que os salga la forma exacta. Yo no lo soy, por eso os lo digo, que sin molde no sé si me hubiera salido! :p

 

Como habréis visto, la técnica utilizada es prácticamente la misma que con el tiramisù tradicional, pero cambiando ligeramente algunos ingredientes.

El próximo día intentaré subir algo que no sea un postre para que haya un poco de variedad repostera en vuestra mesa!

 

Mientras tanto, abrigaos, que si en Valencia hace frío no me quiero imaginar por el resto de España…

 

 

 

 

 

 

Cupcakes de chocolate

1 jul

Creía que la moda de los cupcakes en España iba a ser momentánea, pero cada vez me doy más cuenta de lo equivocada que estoy; llegaron para quedarse, y no me extraña. Al principio pensaba que no era más que una magdalena decorada con mucho azúcar y demasiado empalagosa, pero como todo, el quid de la cuestión está  en la forma en que se elabore.

Aunque a simple vista parezca una magdalena, se elabora de forma más parecida a una tarta. Apareció en el siglo XIX, aunque nos parezca un postre muy actual, y su nombre, tarta en taza, se debe en principio a dos motivos: la forma de medir los ingredientes, en taza, y los recipientes que se utilizaban para cocerlos, tazones o moldes de pequeño tamaño.

El tema de las decoraciones, colorantes, frostings y todo lo que lleva detrás una cupcake lo volvió a poner de moda la pastelería Magnolia Bakery de Nueva York, conocida por series como “Sexo en NY”.

Logo de la famosa pastelería de NY

Logo de la famosa pastelería de NY

He de confesaros, en mi ignorancia, que siempre había pensado que era una magdalena decorada, pero no, la forma de elaborar ambas, y los muffins, que no los he olvidado, es diferente. Incluso los ingredientes pueden ser los mismos, pero cambiando las cantidades, hecho que en pastelería es una receta totalmente distinta.

Es uno de los dulces más demandados. Si os fijáis, en cualquier evento al que hayáis asistido hay cupcakes o éstas en su versión mini. Son fáciles de repartir y muy llamativas. Además, son cómodas también para variar de ingredientes, que para gustos los colores. Hoy os traigo la receta más tradicional y la que siempre me piden, las cupcakes de chocolate. Por algo será! (Y pensar que aún me queda un poco de buttercream de chocolate en la nevera…)

INGREDIENTES

Para la masa de los cupcakes (12 unidades):

  • 180 g Harina
  • 3 Huevos
  • 200 g Azúcar moreno
  • 1’5 cucharadita de Levadura Royal
  • 100 mL Aceite de girasol/ semillas
  • 40 g Cacao en polvo – como siempre, cacao puro sin azúcar, ni Nesquik ni ColaCao-
  • 120 mL Leche
  • 1 cucharadita Extracto de vainilla
  • 12 cápsulas de magdalenas

Para LA BUTTERCREAM:

  • 425 g Azúcar glasé
  • 115 g Mantequilla
  • 85 g Cacao
  • 100 mL Leche
  • Decoración al gusto

Útiles:

  • Manga pastelera
  • Boquilla

 

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar, preparamos y pesamos todos los ingredientes. Precalentamos el horno a 180ºC . Tamizamos la harina junto a la levadura y el cacao. Reservamos. Situamos las cápsulas de magdalena sobre una lata o sobre el molde múltiple de magdalenas
  2. En un bol, introducimos el azúcar moreno y el aceite. Mezclamos con espátula.
  3. Le añadimos los huevos de uno en uno y mezclamos hasta que se incorporen correctamente..
  4. Añadimos una parte de la mezcla de la harina, movemos. Un poco de leche y mezclamos para que se incorpore. Otra vez harinas, luego leche.. hasta que ya estén todos los ingredientes incorporados. A continuación añadimos el extracto de vainilla.
  5. Cocemos en el horno 20 minutos. Comprobad con un palillo si la masa ya no mancha. Si es así, retirar y dejar enfriar.

Y ahora la Buttercream:

  1. Sacamos la mantequilla de la nevera. Si es invierno necesitará casi una hora para tenerla a temperatura ambiente. Si es verano, y vives en Valencia como una servidora, con menos de 10 minutos tendrás más que de sobra.
  2. Tamizamos el azúcar glasé con el cacao.
  3. A continuación, le añadimos la mantequilla y la leche. Mezclamos hasta que estén todos los ingredientes integrados, pero sin excederse, ya que si no la mantequilla se reblandecerá en exceso y no conseguiremos la textura deseada.

    Montaje:

  1. Ponemos la boquilla que nos guste en la manga pastelera, yo suelo usar la boquilla flor de Wilton que es mi preferida. A continuación cortamos la esquina para adecuarla al tamaño de la boquilla.
  2. Rellenamos con la buttercream y escudillamos encima de la cupcake. Si no os aclaráis muy bien con la manga pastelera, tranquilos, que a todos nos ha pasado. Podéis decorarla con una espátula pequeña dándole forma. Son más vistosas decoradas con manga, pero el sabor no cambia 😉

 

Ya os digo que lo mejor de esta cupcake, sin menospreciar al bizcocho, es la buttercream. Si hacéis la receta, mandadme la foto a través de Facebook o Twitter y decidme si exagero o no.. jiji.

 

Los profesores de la EOI de Benidorm ya las han catado, así que os pueden contar qué les han parecido. Las decoré con banderitas de fondant de los idiomas que allí se estudian. Qué os parecen?

 

 

 

 

 

10383016_876288265721957_6279564809526756373_n

10443387_876288342388616_6995333565840876132_n

10505452_876288255721958_5151283607542072439_n

10514533_876288372388613_2549502752068910926_n

MIL GRACIAS!! :*

 

 

 

Y ya sabéis , para cualquier encargo podéis poneros en contacto conmigo vía móvil, e-mail o mediante cualquier red social de las que soy usuaria (FB, Twitter, incluso Instagram). Muchas gracias! :)

 

Galletas de Volutto-chocolate con nueces

20 jun

Algún amante del Nespresso por aquí? Seguro que más de uno.. Y es que no sé qué tienen estos “crus” (cápsulas de café de esta marca), pero desde que lo pruebas, el café de los bares ya nunca vuelve a ser lo que era. Yo antes pensaba que el café era simplemente eso, café, con sus dos variedades Arábica y Robusta, pero sin matices. Cómo me equivocaba! El sabor, aroma y cuerpo, entre otras, cambia mucho de uno a otro, y yo que tengo una madre adicta a comprar varios tipos de café Nespresso®, puedo comparar.

Dentro de todos los cafés que nos ofrece esta prestigiosa empresa, hay dos en el podium: Dolçao do Brasil y VOLUTTO, un nombre de lo más acertado. De intensidad media, son muy agradables al paladar y nada pesados, por lo que son ideales tanto para el desayuno, como para después de comer -aunque yo prefiero tomarme uno al día, que ya tengo bastante con los nervios que llevo de serie-. El Cosí y Livanto tampoco me disgustan y el de vainilla tampoco. Hace unos años sacaron uno blanco llamado ONIRIA que por casi desbanca a mis preferidos, pero no, lo quitaron antes de que llegara a hacerlo…

Después de esta introducción sobre el Nespresso®, que parece que me han pagado para hacerles publicidad, os traigo una receta muy fácil de hacer, que dura mucho tiempo sin perder sus cualidades y que deja un sabor en el paladar muy agradable. Chocolate + café en una misma galleta= ADICCIÓN :)

 

Cru de Volutto

Cru de Volutto

 

INGREDIENTES

  • Un cru/cápsula Volutto- Nespresso®  (Si os gusta otra variedad, podéis cambiarla al gusto)
  • 100 g Mantequilla
  • 100 g Azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 250 g Harina
  • 2 cucharaditas Levadura Royal
  • Un puñadito de nueces ligeramente trituradas

ELABORACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 175ºC. Preparamos los ingredientes.
  2. Hacemos el café en nuestra cafetera Nespresso – modo café largo porque lo usaremos todo- y reservamos unos 5-10 minutos (depende de la época del año en que las hagáis)
  3. Mezclamos la mantequilla, a temperatura ambiente, con el azúcar moreno. A continuación añadimos la pizca de sal y el café. Mezclamos bien.
  4. Añadimos la harina junto la levadura. Cuando esté todo bien integrado, agregamos las nueces. Es mejor si no están demasiado trituradas para que al morderlas, tengan su punto crujiente.
  5. Dividimos piezas y hacemos bolitas de unos 4 cm de diámetro. Situamos sobre una lata con papel vegetal y aplastamos ligeramente. Procuraremos que no estén demasiado juntas ya que con la cocción, aumentarán de volumen y así evitamos que se nos peguen unas con otras.
  6. Introducimos en el horno y las dejamos unos 15-20 minutos. No tienen que tostarse. Cuando las saquemos del horno tienen que estar aún esponjositas. Se irán endureciendo conforme se vayan enfriando.

 

Cuando las hice estaba sola en casa, así que decidí apartarlas de mi vista metiéndolas, una vez frías, en una caja metálica, de las de galletas de mantequilla de toda la vida. De esta forma su conservación será mucho mayor. No las guardéis en plástico si no están totalmente frías, si no se reblandecerán y aunque estas galletas no son de tipo crujiente, si no mas bien abizcochadas, tampoco es cuestión de que adquieran una textura correosa y difícil de comer.

Lo único malo que veo de las galletas es que como no son muy grandes, sabes empezar, pero no acabar…

 

volutto

 

 

 

Para terminar hoy, quiero daros las gracias por haberme ayudado a llegar a los 300 seguidores en el Facebook

SOIS LOS MEJORES!

Como agradecimiento, dentro de unos días os tengo preparada una sorpresa. Qué será….

Tarta Café con leche

27 mar

Buenos días!

Las Fallas terminaron, pero bueno, no pasa nada… Así queda menos para las de 2015 y estamos más cerca de la próxima festividad, la Pascua. No sé si lo veríais el otro día en mi página de Facebook, pero hice panquemaos y otro tipo de bollería muy típica en este tiempo. Más adelante me gustaría subir la receta, aunque me quedo con la que hice el año pasado del panquemao, que podéis ver en el blog. Ahora centrémonos en la de hoy, la tarta café con leche!

Como ya os he dicho en algunas ocasiones, doy a elegir los sabores de la tarta a la persona que cumple años, así es más personalizada y aunque no sea la favorita de los demás, pues un lujo que se dan los cumpleañeros. Mi madre quería esta tarta desde que la vimos en el libro de la blogger y repostera Bea Roque, así que sus deseos fueron órdenes! He de deciros a los amantes del café que es una tarta que os fascinará, y a los que no, que donde más se nota el café es en la cobertura y relleno, así que siempre os podéis comer lo de dentro que sabe a chocolate intenso muy rico 😉

 

Tarta café con leche

INGREDIENTES

  • 40 g Cacao en polvo VALOR
  • 235 mL café espresso
  • 280 g Harina
  • 50 g Maizena
  • 300 g Azúcar
  • 2 cucharadas de Levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200 g Mantequilla sin sal
  • 3 Huevos XL
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para el relleno y cobertura… NATA AL CAFÉ:

  • 500 mL Nata para montar (Importante que tenga más de un 35% de M.G. para que monte. Y que esté muy fría).
  • 2 sobrecitos de café soluble, o 1 y medio.
  • 70 g Azúcar

PREPARACIÓN

  1. Buscar, pesar y preparar todos los ingredientes. Tamizar las harinas, la levadura y la sal. Engrasar y enharinar dos moldes de 20 cm. Precalentar el horno a 175ºC.
  2. Disolver el cacao en polvo en el café, cuando aún esté caliente, y mover hasta que no queden grumos (por eso es importante que el café siga caliente). Reservar.
  3. Batir el azúcar y la mantequilla – a temperatura ambiente- hasta que tengamos una mezcla blanquecina.
  4. Añadir un huevo a la mezcla, batir, poner el siguiente. Repetir proceso con los 3 huevos. A continuación, añadir el aroma de vainilla.
  5. Incorporar la mezcla de las harinas alternando con la mezcla de café+cacao – Un poco de harinas, un poco de café+cacao, un poco de harinas… bis bis :) – hasta que esté todo incorporado y dé como resultado la masa de nuestro bizcocho.
  6. Repartir la masa, a partes iguales, entre los dos moldes y hornear unos 20- 25 minutos. De todas formas, haremos lo de siempre, pinchar con un palillo para comprobar que salga limpio.
  7. Dejar enfriar un poco, y a continuación desmoldar y enfriar sobre una rejilla.
  8. Este bizcocho se desmiga bastante por lo que lo más recomendable será envolverlo en film transparente, una vez esté frío, y meterlo al frigorífico. De esta forma será más fácil manipularlo si lo queremos rellenar. Si os lo queréis tomar así, también es mejor que aguantéis un poco, que tendrá una textura y un sabor mucho mejores.

 

Al día siguiente, podéis hacer la nata al café:

  1. Montar la nata, añadir el azúcar y cuando esté casi montada incorporamos el café. 

Yo la he hecho 2 veces y he de deciros que la cantidad de azúcar y café puede variar según vuestros gustos. La primera vez puse la cantidad que ponía en el libro y no quedó muy dulce, por lo que el amargor del café destacaba. La segunda vez le puse menos café, un sobre y medio, y un poco más de azúcar y me gustó más el resultado. Recordaba más a la moka.

 

MONTAJE

  1. Con un cuchillo de sierra, eliminar las partes de los bizcochos que se hayan quedado más endurecidas o tostadas.
  2. Colocar el primer bizcocho boca abajo. En la parte de arriba, rellenar con la nata con la ayuda de la espátula. Poner  el siguiente bizcocho y repetir el proceso. Comprobar que están bien centrados.
  3. Extender una capa de nata  alrededor de la tarta. Dejar enfriar unos 40 minutos. A continuación, poner otra capa más de nata alrededor y decorar al gusto. Yo iba con un poco de prisa e hice lo mismo que Bea Roque, pulverizar los restos de los bizcochos que me quedaron al quitar las partes más tostadas.

 

 

El corte

El corte

Os parece una buena combinación el chocolate con el café? Es más pesada que otras que he hecho, no obstante, ponerle la nata al café es una buena combinación, ya que con cualquier buttercream empalagaría demasiado.

Y bueno, repito otra vez más, contadme cómo os ha ido después de hacerla, o pasad fotos a través del Facebook de Raquel hazme un pastel. También por Twitter @hazmeunpastel o etiquetando alguna publicación en Instagram @raquing.

 

Os espero, cafeteros!