Archivos de etiquetas: café

Galletas de Volutto-chocolate con nueces

20 jun

Algún amante del Nespresso por aquí? Seguro que más de uno.. Y es que no sé qué tienen estos “crus” (cápsulas de café de esta marca), pero desde que lo pruebas, el café de los bares ya nunca vuelve a ser lo que era. Yo antes pensaba que el café era simplemente eso, café, con sus dos variedades Arábica y Robusta, pero sin matices. Cómo me equivocaba! El sabor, aroma y cuerpo, entre otras, cambia mucho de uno a otro, y yo que tengo una madre adicta a comprar varios tipos de café Nespresso®, puedo comparar.

Dentro de todos los cafés que nos ofrece esta prestigiosa empresa, hay dos en el podium: Dolçao do Brasil y VOLUTTO, un nombre de lo más acertado. De intensidad media, son muy agradables al paladar y nada pesados, por lo que son ideales tanto para el desayuno, como para después de comer -aunque yo prefiero tomarme uno al día, que ya tengo bastante con los nervios que llevo de serie-. El Cosí y Livanto tampoco me disgustan y el de vainilla tampoco. Hace unos años sacaron uno blanco llamado ONIRIA que por casi desbanca a mis preferidos, pero no, lo quitaron antes de que llegara a hacerlo…

Después de esta introducción sobre el Nespresso®, que parece que me han pagado para hacerles publicidad, os traigo una receta muy fácil de hacer, que dura mucho tiempo sin perder sus cualidades y que deja un sabor en el paladar muy agradable. Chocolate + café en una misma galleta= ADICCIÓN :)

 

Cru de Volutto

Cru de Volutto

 

INGREDIENTES

  • Un cru/cápsula Volutto- Nespresso®  (Si os gusta otra variedad, podéis cambiarla al gusto)
  • 100 g Mantequilla
  • 100 g Azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 250 g Harina
  • 2 cucharaditas Levadura Royal
  • Un puñadito de nueces ligeramente trituradas

ELABORACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 175ºC. Preparamos los ingredientes.
  2. Hacemos el café en nuestra cafetera Nespresso – modo café largo porque lo usaremos todo- y reservamos unos 5-10 minutos (depende de la época del año en que las hagáis)
  3. Mezclamos la mantequilla, a temperatura ambiente, con el azúcar moreno. A continuación añadimos la pizca de sal y el café. Mezclamos bien.
  4. Añadimos la harina junto la levadura. Cuando esté todo bien integrado, agregamos las nueces. Es mejor si no están demasiado trituradas para que al morderlas, tengan su punto crujiente.
  5. Dividimos piezas y hacemos bolitas de unos 4 cm de diámetro. Situamos sobre una lata con papel vegetal y aplastamos ligeramente. Procuraremos que no estén demasiado juntas ya que con la cocción, aumentarán de volumen y así evitamos que se nos peguen unas con otras.
  6. Introducimos en el horno y las dejamos unos 15-20 minutos. No tienen que tostarse. Cuando las saquemos del horno tienen que estar aún esponjositas. Se irán endureciendo conforme se vayan enfriando.

 

Cuando las hice estaba sola en casa, así que decidí apartarlas de mi vista metiéndolas, una vez frías, en una caja metálica, de las de galletas de mantequilla de toda la vida. De esta forma su conservación será mucho mayor. No las guardéis en plástico si no están totalmente frías, si no se reblandecerán y aunque estas galletas no son de tipo crujiente, si no mas bien abizcochadas, tampoco es cuestión de que adquieran una textura correosa y difícil de comer.

Lo único malo que veo de las galletas es que como no son muy grandes, sabes empezar, pero no acabar…

 

volutto

 

 

 

Para terminar hoy, quiero daros las gracias por haberme ayudado a llegar a los 300 seguidores en el Facebook

SOIS LOS MEJORES!

Como agradecimiento, dentro de unos días os tengo preparada una sorpresa. Qué será….

Tarta Café con leche

27 mar

Buenos días!

Las Fallas terminaron, pero bueno, no pasa nada… Así queda menos para las de 2015 y estamos más cerca de la próxima festividad, la Pascua. No sé si lo veríais el otro día en mi página de Facebook, pero hice panquemaos y otro tipo de bollería muy típica en este tiempo. Más adelante me gustaría subir la receta, aunque me quedo con la que hice el año pasado del panquemao, que podéis ver en el blog. Ahora centrémonos en la de hoy, la tarta café con leche!

Como ya os he dicho en algunas ocasiones, doy a elegir los sabores de la tarta a la persona que cumple años, así es más personalizada y aunque no sea la favorita de los demás, pues un lujo que se dan los cumpleañeros. Mi madre quería esta tarta desde que la vimos en el libro de la blogger y repostera Bea Roque, así que sus deseos fueron órdenes! He de deciros a los amantes del café que es una tarta que os fascinará, y a los que no, que donde más se nota el café es en la cobertura y relleno, así que siempre os podéis comer lo de dentro que sabe a chocolate intenso muy rico 😉

 

Tarta café con leche

INGREDIENTES

  • 40 g Cacao en polvo VALOR
  • 235 mL café espresso
  • 280 g Harina
  • 50 g Maizena
  • 300 g Azúcar
  • 2 cucharadas de Levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200 g Mantequilla sin sal
  • 3 Huevos XL
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para el relleno y cobertura… NATA AL CAFÉ:

  • 500 mL Nata para montar (Importante que tenga más de un 35% de M.G. para que monte. Y que esté muy fría).
  • 2 sobrecitos de café soluble, o 1 y medio.
  • 70 g Azúcar

PREPARACIÓN

  1. Buscar, pesar y preparar todos los ingredientes. Tamizar las harinas, la levadura y la sal. Engrasar y enharinar dos moldes de 20 cm. Precalentar el horno a 175ºC.
  2. Disolver el cacao en polvo en el café, cuando aún esté caliente, y mover hasta que no queden grumos (por eso es importante que el café siga caliente). Reservar.
  3. Batir el azúcar y la mantequilla – a temperatura ambiente- hasta que tengamos una mezcla blanquecina.
  4. Añadir un huevo a la mezcla, batir, poner el siguiente. Repetir proceso con los 3 huevos. A continuación, añadir el aroma de vainilla.
  5. Incorporar la mezcla de las harinas alternando con la mezcla de café+cacao – Un poco de harinas, un poco de café+cacao, un poco de harinas… bis bis :) – hasta que esté todo incorporado y dé como resultado la masa de nuestro bizcocho.
  6. Repartir la masa, a partes iguales, entre los dos moldes y hornear unos 20- 25 minutos. De todas formas, haremos lo de siempre, pinchar con un palillo para comprobar que salga limpio.
  7. Dejar enfriar un poco, y a continuación desmoldar y enfriar sobre una rejilla.
  8. Este bizcocho se desmiga bastante por lo que lo más recomendable será envolverlo en film transparente, una vez esté frío, y meterlo al frigorífico. De esta forma será más fácil manipularlo si lo queremos rellenar. Si os lo queréis tomar así, también es mejor que aguantéis un poco, que tendrá una textura y un sabor mucho mejores.

 

Al día siguiente, podéis hacer la nata al café:

  1. Montar la nata, añadir el azúcar y cuando esté casi montada incorporamos el café. 

Yo la he hecho 2 veces y he de deciros que la cantidad de azúcar y café puede variar según vuestros gustos. La primera vez puse la cantidad que ponía en el libro y no quedó muy dulce, por lo que el amargor del café destacaba. La segunda vez le puse menos café, un sobre y medio, y un poco más de azúcar y me gustó más el resultado. Recordaba más a la moka.

 

MONTAJE

  1. Con un cuchillo de sierra, eliminar las partes de los bizcochos que se hayan quedado más endurecidas o tostadas.
  2. Colocar el primer bizcocho boca abajo. En la parte de arriba, rellenar con la nata con la ayuda de la espátula. Poner  el siguiente bizcocho y repetir el proceso. Comprobar que están bien centrados.
  3. Extender una capa de nata  alrededor de la tarta. Dejar enfriar unos 40 minutos. A continuación, poner otra capa más de nata alrededor y decorar al gusto. Yo iba con un poco de prisa e hice lo mismo que Bea Roque, pulverizar los restos de los bizcochos que me quedaron al quitar las partes más tostadas.

 

 

El corte

El corte

Os parece una buena combinación el chocolate con el café? Es más pesada que otras que he hecho, no obstante, ponerle la nata al café es una buena combinación, ya que con cualquier buttercream empalagaría demasiado.

Y bueno, repito otra vez más, contadme cómo os ha ido después de hacerla, o pasad fotos a través del Facebook de Raquel hazme un pastel. También por Twitter @hazmeunpastel o etiquetando alguna publicación en Instagram @raquing.

 

Os espero, cafeteros!

 

TARTA DE CAFÉ con chocolate y fresas

12 mar

En mi casa cumplen todos años en la primera mitad del año así que he tenido faena en la cocina. En febrero han sido 3 los cumpleaños y en marzo uno. Sin embargo, me he quedado sin excusas para hacer tartas, ya que hasta junio no hay celebraciones caseras… Algo tendré que inventarme!He realizado diversas recetas ya que les iba dando la opción de que me dijeran sus sabores y texturas favoritas y yo les mostraba el resultado en tarta. La última en hacer su elección fue mi madre aunque mucha falta no hacía, pues conozco sus gustos a la perfección y ya sabía que el resultado contendría café. Y así fue! Pensaba hacerle una tarta de queso de café y chocolate, pero los cursos de formación que estoy haciendo ahora y estar con mi sobrina redujeron mi tiempo considerablemente (Aunque por ver a mi nena todo vale la pena). Algunos lo sabréis, pero para los que no, una tarta de queso, exceptuando la tarta de queso rápida, necesita 24 horas para cuajarse bien.

Mi madre le dio el visto bueno al bizcocho de café y más cuando vio que estaba fundiendo chocolate y cortando fresas. A continuación os enseño cómo hacerla y también las fotos correspondientes.

INGREDIENTES:

  • 150g de azúcar
  • 100g de mantequilla (Fundir un poco en el micro). 20g + para el molde.
  • 2 huevos
  • 200mL de café
  • 100g de leche entera
  • 300g de harna
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 1 pizca de sal

-Para adornar:

  • 250g de chocolate para fundir (Yo utilicé el de Nestlé Postres).
  • 1 tarrina de fresas
  • O azúcar glass

PREPARACIÓN:

  1. Meter la mantequilla, previamente fundida en el microondas, en un bol con el azúcar, los huevos, la leche, el café y la sal. Finalmente agregar la harina tamizada junto la levadura.
  2. Verter la masa en un molde redondo (El mío es de 25 cm) engrasado con mantequilla y un poco de harina.
  3. Meter en el horno precalentado a 180ºC durante 30-35 minutos.
  4. Se deja reposar en el horno apagado y cuando ya esté semifrío, untar la tarta del chocolate fundido, en microondas o baño maría, con una brocha de cocina. A continuación, laminar las fresas y seleccionar las mejores para que la tarta quede más bonita estéticamente.
Recién colocadas las fresas

Recién colocadas las fresas

Así serví las porciones

Así serví las porciones

Esta receta se puede hacer de mil maneras. También podéis dejar el bizcocho sin capa de chocolate poniéndole azúcar glas o sin nada.

Para los que NO sois muy cafeteros: Queda muy suave, con sabor café con leche más que a café solo. Tranquilos, que podréis dormir por la noche. Si elegís la mezcla con chocolate, lo notaréis menos.

Para los que sois muy cafeteros: El sabor del café se nota en cada cucharada así que no lo echaréis de menos.

En resumen, gusta a ambos. Fueron más los del primer grupo y dieron fe, a lo notario, de la primera afirmación que he hecho.

Ahora os propongo hacerlo a vosotros a ver si me dais la razón 😉