Archivo | Reposteria salada RSS feed para esta seccin

Rosquilletas de sobrasada y queso

17 oct

Las estadísticas hablan. Las recetas sencillas son las más visitadas. Y no es para menos, pues que una receta no te lleve media mañana no es sinónimo de no estar buena, sino todo lo contrario.

Pensaba que estas rosquilletas, comunmente conocidas como “palitos” de sobrasada o queso, ya estarían por aquí, pero asombrosamente no. Con lo que me gustan! Es un snack perfecto para cualquier tipo de celebración, y seguro que quedáis genial. Hacedme caso… Yo ya no puedo ir a ningún evento y no llevar mi caja de “palitos” encima. Es un hecho. Después de elaborarlos, los de los hornos ya no serán los mismos!

 

INGREDIENTES para 20 unidades:

  • 75 g Cerveza
  • 75 g Aceite de girasol
  • 250 g Harina
  • c.s. Sal
  • 100g Sobrasada magra
  • 50 g Queso rallado especial para fundir (yo utilizo el paquete que incluye 3 ó 4 tipos de queso. Mozzarella rallada también serviría).
  • 75 g Queso rallado especial para gratinar (el que utilicéis para la pasta al horno. Yo uso Emmental).
  • Huevo (para pintar)

ELABORACIÓN

  1. Pesar y preparar los ingredientes. Preparar una lata de horno
  2. Mezclar en un bol todos los ingredientes menos la sobrasada y los quesos. Amasar hasta obtener una masa lisa y homogénea.
  3. Pesar piezas de 20 g y hacer bolitas (bolear)
  4. Estirar con rodillo dejando forma alargada
  5. Para los de SOBRASADA: Introducir una pequeña cantidad en el centro de la masa. Enrollar y apretar los bordes con cuidado de que no se nos salga la sobrasada. Poner la parte lisa arriba y la de las juntas de los dos extremos pegada a la lata.
  6. Para los de QUESO: Introducir una pequeña cantidad de queso para fundir y cerrar con cuidado repitiendo el proceso de los de sobrasada.
  7. Pintar con huevo ambos tipos. En los de queso pintaremos con huevo y a continuación pondremos el queso para gratinar. El huevo nos hará la función de pegamento!
  8. Cocer en el horno a 190ºC durante 20 minutos.

 

 

No es la mejor foto, pero es la única en la que se ven en primer plano!

No es la mejor foto, pero es la única en la que se ven en primer plano!

Y ya tenéis palitos para merendar! Con esta receta salen unos 20. Yo siempre suelo hacer más como os he dicho porque los hago para celebraciones. No me los suelo hacer para uso personal porque cuestan tan poco de hacer que sería un vicio semanal, o incluso de menos tiempo, y no es plan. Que queda menos de un año para un día muy importante para mi y tengo que lidiar con tres elaboraciones, dulces, a la semana más las que creo en casa y no es plan de hacer rosquilletas a granel.

 

Un consejo! Mejor que las hagáis para consumir en el día. Y si no, tapar bien, que no les entre nada de humedad. Yo si me guardo alguno lo dejo en una lata metálica para que sigan crujientes al día siguiente.

 

Ya me contaréis vuestra experiencia con las rosquis.

Quiche Lorraine

11 oct

Octubre es uno de mis meses favoritos. Este año está siendo mucho más movidito que los años anteriores, y así seguirá, aunque la verdad es que me sigue gustando. En Valencia hay una temperatura perfecta, es mi aniversario, el día de la Comunidad Valenciana… Y una larga lista de etcéteras que le hacen ser mi mes más especial.

Como algunos de vosotros sabréis, si me seguís en la página de Facebook de Raquel hazme un pastel, el pasado 24 de Spetiembre comencé el Grado Medio de Panadería, repostería y confitería. Siempre estaba pendiente de hacer cursos esporádicos de pastelería hasta que al final me decidí a estudiarlo en serio. Estoy muy contenta de poder hacer lo que me apasiona. Estoy muy motivada y con ganas de aprender, que aún me queda mucho para ser una pastelera como tal. De momento sólo he podido ir a una práctica, pero cuando encuentro un hueco hago en casa las recetas que se realizan en clase. Dicho taller tuvo como objetivo aprender a cocinar una Quiche Lorraine, que es lo que os voy a enseñar hoy en el post.

Ahora mismo tengo una masa esperándome en la cocina, así que la tengo en la cabeza. Allá va!

INGREDIENTES

Para la masa quebrada:

  • 225 g de harina – y un poquito más para estirar la masa-.
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente  – ó 2 minutos en el micro en modo descongelación-.
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 175g de nata para cocinar (Los minibricks de 200mL pesan justo eso, para que os orientéis).
  • 2 huevos
  • 150 g de jamón york*
  • 150 g de queso*

*Estos ingredientes pueden variar al gusto de cada uno, estos son los que utilicé en clase. El queso que usé fue rallado emmental y quedó bastante bien . Esta vez igual le pongo otro, pues ya es bien sabida mi afición por los quesos. Por probar que no quede! 

UTENSILIOS

  • Un molde de unos 24 cm apróx. A poder ser desmontable

ELABORACIÓN

Masa quebrada:

  1. Mezclamos la harina junto la mantequilla y amasamos. Añadimos la pizca de sal. Una vez esté bien amalgamado, le añadimos un huevo y seguimos amasando hasta que la mezcla ya no esté pegajosa.
  2. Hacemos una bola y dejamos reposar en la nevera durante 1 hora.

Relleno:

  1. Una vez pasada esta hora, enharinamos el banco/ la mesa, que tienen que estar bien limpios, y ponemos un poco más de harina sobre nuestra masa quebrada. La estiramos con un rodillo hasta que esté bastante lisa (Más o menos lo sabréis cuando veáis que tiene ya el tamaño del molde que tendremos preparado).
  2. Precalentamos el horno a 190-195ºC
  3. Levantamos la masa con ayuda del rodillo y forramos con ella nuestro molde. Si éste es muy alto, tendréis que cortarla un poquito menos de la mitad. Si el molde es bajo, basta con que repaséis los bordes para dejarlo todo al ras de las paredes de dicho recipiente.
  4. Incluimos el queso y el jamón york dentro de la masa quebrada.
  5. Mezclamos la nata y los huevos justo antes de meter la quiche al horno durante 30 minutos.
  6. Pasada la media hora, la sacamos del horno y esperamos a que se enfríe para desmoldarla.

He de deciros que tenía bastante prejuicio con las quiches al pensar que llevaban 3 kg de bechamel más que otra cosa. Al hacerla me he dado cuenta de que me equivocaba bastante. Es una pieza de repostería salada muy rica tanto para un tentempié como para una comida o cena. De hecho la de hoy es para llevármela a casa de unos buenos amigos, ya que me encantó el resultado.

Hay formas menos artesanales, pero más rápidas de hacerla, como comprar la masa brisa o quebrada directamente en el supermercado y después añadirle los ingredientes del relleno. Eso sí, yo una vez le he cogido el punto, prefiero esperarme una hora a que repose la masa.

…. Y es que como siempre os digo, donde haya una receta con productos naturales y frescos, que se quiten todos los conservantes, colorantes y sustancias dudosas que venden por ahí ; que no os engañen!

Os dejo parte del reportaje fotográfico del pasado martes. Hasta mi próximo rato libre!! 😉

Justo antes de hincarle el diente

Justo antes de hincarle el diente

Mi nuevo look

Mi nuevo look

Os hace una porción?

Os hace una porción?

Pan de queso y aceitunas

28 may

Ya he visto en la encuesta que he hecho a través de mi página de Facebook que sois fans del queso, o al menos de las tartas que lo incluyen. No me extraña, yo soy seguidora fiel de este lácteo, exquisito en todas sus vertientes. A palo seco, con pan, en dulce, para acompañar comidas…Me encanta! Si os enteráis de alguna cata que hagan me avisáis, haced el favor, que no me la quiero perder!

Esta va a ser la segunda vez que os presente una receta salada que incluya queso, pero es que con este ingrediente me aseguro por lo menos un buen sabor. Esta receta la saqué de una revista que muchos de vosotros tendréis, la Delicias al Horno, del primer número concretamente, típico fascículo que todos compramos para probar. Me resultó interesante, pero la verdad  es que no me apetece hacer colecciones de nada que al final es un “sacacuartos” y no está el horno para bollos (y nunca mejor dicho).

La receta está modificada por no tener algunos de los ingredientes o por querer poner más de otros y compensar. A la próxima le añado más queso que nunca sobra :)

INGREDIENTES:

  • 75 g de aceitunas sin hueso
  • 75 g de pimientos asados o de piquillo ( de bote de cristal)
  • 1 cucharada de tomillo
  • 125 g de parmesano rallado
  • 350 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal y pimienta negra
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 300 mL de leche
  • Un yogurt natural

DECORACIÓN Y UTENSILIOS:

  • Molde de silicona rectangular
  • 1 huevo batido
  • Tiras de pimiento

PREPARACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con harina.
  2. Picamos las aceitunas y los pimientos. Rallamos el parmesano.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato en otro cuenco.
  4. Batimos los huevos en un recipiente aparte. En otro, hacemos lo mismo con la leche, el yogurt y el aceite de oliva. Espolvoreamos la sal y la pimienta negra. A continuación agregamos los huevos y batimos.
  5. Mezclamos las aceitunas, el pimiento, el tomillo y el queso con la harina. Hacer un hueco en el centro y vertemos la mezcla de la leche y huevos hasta obtener una pasta espesa y pegajosa.
  6. Extendemos la mezcla en el molde con la ayuda de una espátula.
  7. Alisamos la parte superior del pan y pintamos con huevo batido. Decoramos con el pimiento. Horneamos el pan durante 40-45 minutos y comprobamos que la mezcla haya subido por el centro. Comprobamos además con un palillo o cuchillo para ver si sale limpio.
  8. Mantenemos el pan en el molde durante 10 minutos. Luego lo dejamos en una rejilla para que se termine de enfriar.
Aspecto recién sacado del horno

Aspecto recién sacado del horno

Rebanada un poco grande, la mía!

Rebanada un poco grande, la mía!

Este pan se puede servir a rebanadas durante una comida o cena. Es un excelente acompañamiento y si sobra, que no va a ser el caso, se puede calentar y servir tipo tostas al día siguiente. Los ingredientes pueden variar dependiendo del gusto de cada uno, yo acabo de pensar que aparte de más queso, la próxima vez le pondré también aceitunas negras y otras hierbas como el romero que le darán un toque super bueno. Es una receta muy mediterránea ya que incluye algunos de los alimentos básicos en nuestra dieta diaria. Así que quitaos los prejuicios de que comer pan engorda y pensad lo que realmente es, muy saludable!

Josele, va por ti 😉 Perdón por la espera!!

Bocaditos de queso a las finas hierbas

10 may

Abril ya ha pasado, afortunadamente o no, porque aunque haya sido un mes de agobio siento que lo echo de menos. La boda de mi hermano ya ha pasado y ahora poco más tengo que organizar. Un respiro para mi salud aunque tal y como soy yo, se me cae la casa encima y no sé que es peor… Pero bueno, no voy a ser tan catastrofista, que tener tiempo para el trabajo y para poder hacer tareas atrasadas es toda una suerte. Además, ya tengo vía libre en mi cocina para hacer alguna que otra recetita. Esta vez me he atrevido con unos bocaditos de queso finas hierbas que recuerdan a los palitos de queso que venden en los hornos más tradicionales. Mi amiga, jefa y compañera de trabajo Ana me ha pasado la receta después de haber catado los que hizo ella, que por cierto, estaban impresionantes! He modificado algunas cositas al no encontrar los ingredientes en el super. A ver qué os parecen!

 

INGREDIENTES:

  • 250 g de harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Una pizca de sal
  • 50 g de mantequilla
  • Un manojo de finas hierbas (Romero y tomillo)
  • 50 g de queso Emmental rallado fino
  • 50 g de queso Brie o Camembert cortado en trocitos
  • 150 mL de leche fresca con una cucharada de yogurt
  • DECORACIÓN: Una yema de huevo para pintar los bocaditos y más queso y finas hierbas.

 

PREPARACIÓN:

  1. Se precalienta el horno a 220ºC.
  2. Se tamiza la harina junto la levadura y la sal en un bol grande. Cortamos la mantequilla en trozos y la mezclamos con la harina hasta que tenga textura de pan rallado.
  3. Lavamos las finas hierbas y las picamos muy finitas. Si utilizáis hierbas de bote, hacerlo a ojo.
  4. Agregamos los quesos cortados a trocitos pequeños y las hierbas a la masa de harina y mantequilla. Removemos suavemente para que todo quede bien mezclado.
  5. Vertemos la leche sobre los ingredientes y removemos con suavidad hasta conseguir una masa suelta.
  6. Trabajamos la masa sobre una suprficie enharinada y con las manos o un rodillo damos a la masa una forma redonda de 2 cm. Pasamos un cortapastas, o hacemos la forma con un cuchillo, por toda la masa.
  7. Ponemos papel vegetal sobre la bandeja del horno, disponemos allí los bocaditos ya con la forma hecha y las pintamos con la yema de huevo. Ponemos queso rallado con hierbas sobre cada uno de ellos.
  8. Horneamos durante 10-15 minutos hasta que estén doraditos.

 

Recién sacados del horno

Recién sacados del horno

 

No conté cuantos me salieron con la masa, que en principio parecía pequeña, pero llené una bandeja entera de las de pizza. Son el acompañamiento ideal para una visita rápida o de picoteo para una cena informal.

Muchas gracias a Ana de nuevo por facilitarme la receta, el mérito es suyo! 😉

 

NOVEDAD!

Que no os comenté el otro día… Ya estoy inmersa en el mundo Android. Lo primero que hice, instalarme Instagram. Podéis seguirme allí, soy @raquing. Os espero!