Archivo | Helados y sorbetes RSS feed para esta seccin

Helado de chocolate negro

23 jul

No sé si ha sido el calor veraniego o que los técnicos siguen sin averiguar qué le pasa a mi horno, como si estuviera poseido por el demonio o algo, pero me ha dado por hacer postres fresquitos, que no sé a vosotros, pero a mi me entran mucho mejor que un bizcocho. Esto último lo digo autoconvenciéndome ya que tengo un mono enorme de hacer un bizcocho en plan comunitario después de tanto tiempo sin cocinar uno…

El caso es que el otro día hice mi primer helado al que le voy a ir cambiando de sabor ahora que ya he encontrado la técnica. No sé si a todos os gustaría, ya que utilicé el nuevo chocolate intenso para postres de Nestlé y por mucho que se mezcle con otros ingredientes el resultado sigue siendo potente, parecido al sabor del puro de chocolate de toda la vida. O sea, ideal para mi que no me puede gustar el chocolate más amargo, aunque el médico me lo haya incluido en la lista de alimentos prohibidos por ser un ácido potente para el aparato digestivo (Confirmo. Todo lo bueno engorda o perjudica al organismo. Doy fe).

Os doy los detalles, pero lo dicho, si no os hace mucha gracia probad con otros chocolates, aunque si por ejemplo, es blanco, tendréis que rebajar la cantidad de azúcar.

INGREDIENTES:

  • 200 gr de chocolate fondant
  • 5 claras de huevo (En los supermercados las venden en botella, para que no malgastéis tantos huevos).
  • 3 yemas de huevo (así solo utilizáis 2 claras extra!)
  • 150 gr de azúcar
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 gr de brandy
  • Perlas de chocolate (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. Fundir el chocolate en un bol en el microondas durante 30 segundos a media potencia. Si el chocolate no se ha fundido, repetimos la operación y comprobamos que se funde bien sin quemarlo.
  2. Separamos las yemas de las claras. Preparamos un recipiente al baño María. Batimos la mantequilla con el azúcar, las yemas y el brandy y ponemos al baño María hasta que tenga una textura cremosa y adquiera un color más claro. Entonces añadimos el chocolate previamente fundido.
  3. Batimos las claras a punto de nieve y mezclamos con lo anterior con espátula para que no se bajen las claras. Colocamos la mezcla en una fiambrera, yo usé una tarrina de helado de supermercado, y ponemos a congelar durante 8 horas. Si vais a colocar perlas de chocolate o similares hay que ponerlas ahora, antes de ponerlo a congelar, y remover un poco.
  4. Servir en copas de helado y adornar con algo que tengáis por caso. Fideos de chocolate o de colores, almendritas, pistachos etc etc.

A continuación os muestro la foto de mi helado. Está bastante líquido debido a que la paciencia no es mi mayor virtud y a las 4 horas quise saber si el sabor y la textura estaban quedando como quería. No hagáis como yo y esperad unas horitas más, que el resultado vale la pena. Con 4 horas tiene la textura de la Copa Danone, por lo tanto tampoco estaba mal… Pero eso, esperad que apetece más un helado ahora en pleno julio :)

Adorné mi "no-aún-helado" con almendra laminada".

Adorné mi “no-aún-helado” con almendra laminada

Dentro de poco os actualizaré sobre mi vuelta a las clases, más dulces que de costumbre, claro está 😀 😀