Archivo | Cumpleaños RSS feed para esta seccin

Rosquilletas de sobrasada y queso

17 oct

Las estadísticas hablan. Las recetas sencillas son las más visitadas. Y no es para menos, pues que una receta no te lleve media mañana no es sinónimo de no estar buena, sino todo lo contrario.

Pensaba que estas rosquilletas, comunmente conocidas como “palitos” de sobrasada o queso, ya estarían por aquí, pero asombrosamente no. Con lo que me gustan! Es un snack perfecto para cualquier tipo de celebración, y seguro que quedáis genial. Hacedme caso… Yo ya no puedo ir a ningún evento y no llevar mi caja de “palitos” encima. Es un hecho. Después de elaborarlos, los de los hornos ya no serán los mismos!

 

INGREDIENTES para 20 unidades:

  • 75 g Cerveza
  • 75 g Aceite de girasol
  • 250 g Harina
  • c.s. Sal
  • 100g Sobrasada magra
  • 50 g Queso rallado especial para fundir (yo utilizo el paquete que incluye 3 ó 4 tipos de queso. Mozzarella rallada también serviría).
  • 75 g Queso rallado especial para gratinar (el que utilicéis para la pasta al horno. Yo uso Emmental).
  • Huevo (para pintar)

ELABORACIÓN

  1. Pesar y preparar los ingredientes. Preparar una lata de horno
  2. Mezclar en un bol todos los ingredientes menos la sobrasada y los quesos. Amasar hasta obtener una masa lisa y homogénea.
  3. Pesar piezas de 20 g y hacer bolitas (bolear)
  4. Estirar con rodillo dejando forma alargada
  5. Para los de SOBRASADA: Introducir una pequeña cantidad en el centro de la masa. Enrollar y apretar los bordes con cuidado de que no se nos salga la sobrasada. Poner la parte lisa arriba y la de las juntas de los dos extremos pegada a la lata.
  6. Para los de QUESO: Introducir una pequeña cantidad de queso para fundir y cerrar con cuidado repitiendo el proceso de los de sobrasada.
  7. Pintar con huevo ambos tipos. En los de queso pintaremos con huevo y a continuación pondremos el queso para gratinar. El huevo nos hará la función de pegamento!
  8. Cocer en el horno a 190ºC durante 20 minutos.

 

 

No es la mejor foto, pero es la única en la que se ven en primer plano!

No es la mejor foto, pero es la única en la que se ven en primer plano!

Y ya tenéis palitos para merendar! Con esta receta salen unos 20. Yo siempre suelo hacer más como os he dicho porque los hago para celebraciones. No me los suelo hacer para uso personal porque cuestan tan poco de hacer que sería un vicio semanal, o incluso de menos tiempo, y no es plan. Que queda menos de un año para un día muy importante para mi y tengo que lidiar con tres elaboraciones, dulces, a la semana más las que creo en casa y no es plan de hacer rosquilletas a granel.

 

Un consejo! Mejor que las hagáis para consumir en el día. Y si no, tapar bien, que no les entre nada de humedad. Yo si me guardo alguno lo dejo en una lata metálica para que sigan crujientes al día siguiente.

 

Ya me contaréis vuestra experiencia con las rosquis.

Tarta Petit Suisse®

18 ago

Toc toc, quién anda ahí? En pleno mes de agosto sé que vais a ser pocos los que veáis la actualización de post, no obstante, para los que ya no estéis de vacaciones, para los que no os habéis ido y sobre todo, para los que como yo este año están exentos de vacaciones, os merecéis una receta que hice hace muy poco y que me gustaría compartir. Resulta idónea para los días que restan de verano, y porqué no, para el resto del año. Su sabor nos hace volver a la infancia por unos segundos y no cansa nada – también decía lo de verano porque en vacaciones las comidas copiosas en familia son abundantes y apetece algo más ligero al paladar, aunque no lo sea realmente-.

El caso es que llevaba ya un tiempo pensando en hacerla, pero entre unas cosas y otras aún no me había lanzado a hacerla. Este verano estoy trabajando y los días que libro o los ratos que tengo los empleo en disfrutar de los rayos de sol, o mejor dicho, de cuando se esconden un poco, que queda muy mal decir esto siendo valenciana, pero me cuesta soportar el calor! No hay quién me entienda! Pero es que el otoño de la terreta es taaaan maravilloso que ya le tengo ganas :)

Vamos a la tarta que se está yendo el sol…

INGREDIENTES

  • 125 G Galletas Digestive – también pueden usarse galletas de chocolate si le queréis dar un toque distinto-
  • 60 g Mantequilla
  • 140g Azúcar
  • 100 g Harina
  • 4 Yemas
  • 4 Claras
  • 8 u Petit Suisse ® (Bueeeno, ahora Danoninos!)
  • 150 g Nata >35% MG
  • Colorante rosa (opcional)

Molde desmontable de unos 24cm

PREPARACIÓN

  1. En primer lugar precalentaremos el horno a 180ºC. Sacamos la mantequilla de la nevera. Engrasamos el molde y reservamos
  2. Trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla que debe estar con textura pomada. Colocamos esta mezcla al fondo del molde, e igualamos para que haya la misma cantidad de base en todo el molde. Metemos en el horno 5 minutos y al retirarlo, reservar.
  3. Mientras, seguimos haciendo nuestra tarta. Se monta la nata y se reserva en la nevera – si hace mucho calor, que fue mi caso-. Se montan las claras a punto de nieve.
  4. Se mezclan los Petit Suisse con el azúcar y a continuación se añaden las yemas una a una. Batimos hasta que esté todo integrado y a continuación añadimos la harina tamizada para que no se formen grumos. Mezclar hasta que se integre la harina. Si vais a poner colorante, hacedlo durante este paso.
  5. Agregamos la nata montada y las claras a punto de nieve, con cuidado, moviendo con una espátula de goma de abajo hacia arriba hasta que se integre.
  6. Volcar la mezcla sobre nuestro molde, donde está la base de galletas, y cocer en el horno durante 30-40 minutos a 180ºC.  A partir de los 25 minutos, comprobad si no mancha en el centro. Cuando ya no lo haga, apagar el horno y mantener la tarta unos 10 minutos en el horno.
  7. Al sacar del horno, pasar un cuchillo alrededor de la tarta para que se desmolde correctamente. Esto lo haremos cuando la tarta esté totalmente fría.

 

IMG_20140815_164948

 

Como habréis visto, sigue un procedimiento similar a muchas tartas de queso. Para que esté en condiciones óptimas es mejor hacerla con más de 8 horas de antelación antes de ser consumida. Y si puede ser el día antes, mejor. Eso sí, resulta difícil esperar, ya que el olor Petit Suisse/Tarta/Crujiente de galleta es algo insoportable, y no porque no me guste, sino por todo lo contrario :(

El tema del colorante es porque al ir añadiendo ingredientes el color rosa del Petit Suisse se va “evaporando”, de esta forma os aseguráis que el corte sea rosa. La cantidad que le pongáis depende de si la queréis rosa-plástico del envase o rosa claro como el postre en sí.

No me calenté demasiado la cabeza con la decoración, y tiene una explicación. Me gusta decorar mis tartas acorde a la situación, público y sabores. El Petit Suisse es consumido, en su gran mayoría, por los niños, así que puse por encima confetti – comestible- de colores (marca Vahiné) y dos banderitas de TIGER que ya tenía ganas de colocar a alguno de mis pasteles.

 

20140815_170155

 

Y por si no os habíais dado cuenta, esta es mi primera entrada con dominio propio! Mi sueño poco a poco se va haciendo realidad y aunque este año me tema que voy a tener mucha faena (esto para otro post :p ) seguiré trabajando para que tengáis Raquel hazme un pastel para rato 😀

 

Tarta de queso Werther’s Original®

4 jun

La época de exámenes CASI ha llegado a su fin y con ello el buen tiempo. Ya estoy deseando aparcar un poco el horno y ponerme manos a la obra con los postres fresquitos y veraniegos. No es que le haga ascos a un buen bizcocho, ya sabéis lo que me encantan, pero en pleno verano lo que menos apetece es añadir aún más calor al ambiente, y más viviendo aquí.

Estos días atrás, me lo he visto mal para hacer algunas elaboraciones por el calor, y eso que acabamos de empezar junio… Ayer en clase fue la segunda parte del examen práctico de pastelería y aunque mantuve el bavarois y el mousse hasta el último momento en el congelador tuve que meterlo varias veces en la nevera antes de presentarlo, de lo contrario habría llegado en su estado inicial o más derretido aún. Lo mismo con la buttercream de un encargo. He tenido que trabajarla de madrugada para que no se deshiciera en el intento. Tampoco la trabajé divinamente, pero me dio margen de maniobra, ya que en vez de quedarse casi líquida en 5 minutos tardaba 20…

Ahora entendéis a que se deben mis ganas locas de hacer repostería refrescante, verdad? Es el precio a pagar por habitar en esta mediterránea ciudad :)

Y como no podía ser de otra manera, el punto medio entre los postres pesados de invierno y los ligeros de verano, una tarta de queso de los famosos Werther’s Original ®

 

werthers2 werther's

 

 

 

 

 

 

INGREDIENTES ( 6 personas- Molde de 15 cm- Y si es desmontable, mejor).

Para la base:

  • 62 g Galletas Digestive
  • 35 g Mantequilla 

Para el relleno:

  • 300 g Queso Philadelphia
  • 75 g Azúcar
  • 110 g Nata para montar (M.G. >35%)
  • Media cucharadita extracto de Vainilla
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • 2 Huevos
  • 1 Yema
  • 50 g Caramelos Werther’s Original

Para la cobertura:

La receta en sí ya es bastante dulzona por lo que yo decidí cubrirla con 125 g de sirope de arce calentado en un cazo al que después añadí 2 hojas de gelatina. No obstante, también podéis hacer utilizar lo siguiente:

  • 30 g Mantequilla
  • 50 g Nata 
  • 25 g Caramelos Werther’s

 

ELABORACIÓN

  1. Pesamos todos los ingredientes.
  2. Preparamos la base. Engrasamos el molde y mezclamos la mantequilla derretida con las galletas trituradas. Las vamos adhiriendo a la base y reservamos en el frigorífico.
  3. Precalentamos el horno a 190ºC
  4. Batimos la Philadelphia con el azúcar lentamente y a continuación añadimos la nata con los caramelos ya derretidos.
  5. Añadimos los huevos y la yema de uno en uno. Después, el sirope de arce y la vainilla.
  6. Volcamos la mezcla sobre el molde con la base de galletas ya fría y cocemos en el horno durante 1 hora aproximadamente.
  7. Esperar a que se temple y sin desmoldar, añadir la cobertura del sirope de arce y gelatina que os he propuesto. Si hacéis la otra cobertura, la podéis poner directamente para servir, o para comerosla vosotr@s jeje.

 

10325361_842409349109849_8143930985188892128_n

 

Os la recomiendo fervientemente a los enamorados del toffee y de  estos caramelos. Y a los que no sois tan fans… pues también!

 

 

 

 

 

 

La hice para el Día de la Madre y como estuve ocupada todo el  domingo, no la había fotografiado. Se la iba a enseñar a mi  susodicha, pero se me adelantó, y cuando llegué a la nevera ya se  había comido un trozo… Así es ella! A madre golosa no le gana  nadie jiji.

 

10172843_842409315776519_966988846457556999_n

Y antes de acabar, consejo que os habré dado alguna vez con las tartas de queso… Mejor hacerlas de un día para otro 😉

 

Tarta Café con leche

27 mar

Buenos días!

Las Fallas terminaron, pero bueno, no pasa nada… Así queda menos para las de 2015 y estamos más cerca de la próxima festividad, la Pascua. No sé si lo veríais el otro día en mi página de Facebook, pero hice panquemaos y otro tipo de bollería muy típica en este tiempo. Más adelante me gustaría subir la receta, aunque me quedo con la que hice el año pasado del panquemao, que podéis ver en el blog. Ahora centrémonos en la de hoy, la tarta café con leche!

Como ya os he dicho en algunas ocasiones, doy a elegir los sabores de la tarta a la persona que cumple años, así es más personalizada y aunque no sea la favorita de los demás, pues un lujo que se dan los cumpleañeros. Mi madre quería esta tarta desde que la vimos en el libro de la blogger y repostera Bea Roque, así que sus deseos fueron órdenes! He de deciros a los amantes del café que es una tarta que os fascinará, y a los que no, que donde más se nota el café es en la cobertura y relleno, así que siempre os podéis comer lo de dentro que sabe a chocolate intenso muy rico 😉

 

Tarta café con leche

INGREDIENTES

  • 40 g Cacao en polvo VALOR
  • 235 mL café espresso
  • 280 g Harina
  • 50 g Maizena
  • 300 g Azúcar
  • 2 cucharadas de Levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200 g Mantequilla sin sal
  • 3 Huevos XL
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para el relleno y cobertura… NATA AL CAFÉ:

  • 500 mL Nata para montar (Importante que tenga más de un 35% de M.G. para que monte. Y que esté muy fría).
  • 2 sobrecitos de café soluble, o 1 y medio.
  • 70 g Azúcar

PREPARACIÓN

  1. Buscar, pesar y preparar todos los ingredientes. Tamizar las harinas, la levadura y la sal. Engrasar y enharinar dos moldes de 20 cm. Precalentar el horno a 175ºC.
  2. Disolver el cacao en polvo en el café, cuando aún esté caliente, y mover hasta que no queden grumos (por eso es importante que el café siga caliente). Reservar.
  3. Batir el azúcar y la mantequilla – a temperatura ambiente- hasta que tengamos una mezcla blanquecina.
  4. Añadir un huevo a la mezcla, batir, poner el siguiente. Repetir proceso con los 3 huevos. A continuación, añadir el aroma de vainilla.
  5. Incorporar la mezcla de las harinas alternando con la mezcla de café+cacao – Un poco de harinas, un poco de café+cacao, un poco de harinas… bis bis :) – hasta que esté todo incorporado y dé como resultado la masa de nuestro bizcocho.
  6. Repartir la masa, a partes iguales, entre los dos moldes y hornear unos 20- 25 minutos. De todas formas, haremos lo de siempre, pinchar con un palillo para comprobar que salga limpio.
  7. Dejar enfriar un poco, y a continuación desmoldar y enfriar sobre una rejilla.
  8. Este bizcocho se desmiga bastante por lo que lo más recomendable será envolverlo en film transparente, una vez esté frío, y meterlo al frigorífico. De esta forma será más fácil manipularlo si lo queremos rellenar. Si os lo queréis tomar así, también es mejor que aguantéis un poco, que tendrá una textura y un sabor mucho mejores.

 

Al día siguiente, podéis hacer la nata al café:

  1. Montar la nata, añadir el azúcar y cuando esté casi montada incorporamos el café. 

Yo la he hecho 2 veces y he de deciros que la cantidad de azúcar y café puede variar según vuestros gustos. La primera vez puse la cantidad que ponía en el libro y no quedó muy dulce, por lo que el amargor del café destacaba. La segunda vez le puse menos café, un sobre y medio, y un poco más de azúcar y me gustó más el resultado. Recordaba más a la moka.

 

MONTAJE

  1. Con un cuchillo de sierra, eliminar las partes de los bizcochos que se hayan quedado más endurecidas o tostadas.
  2. Colocar el primer bizcocho boca abajo. En la parte de arriba, rellenar con la nata con la ayuda de la espátula. Poner  el siguiente bizcocho y repetir el proceso. Comprobar que están bien centrados.
  3. Extender una capa de nata  alrededor de la tarta. Dejar enfriar unos 40 minutos. A continuación, poner otra capa más de nata alrededor y decorar al gusto. Yo iba con un poco de prisa e hice lo mismo que Bea Roque, pulverizar los restos de los bizcochos que me quedaron al quitar las partes más tostadas.

 

 

El corte

El corte

Os parece una buena combinación el chocolate con el café? Es más pesada que otras que he hecho, no obstante, ponerle la nata al café es una buena combinación, ya que con cualquier buttercream empalagaría demasiado.

Y bueno, repito otra vez más, contadme cómo os ha ido después de hacerla, o pasad fotos a través del Facebook de Raquel hazme un pastel. También por Twitter @hazmeunpastel o etiquetando alguna publicación en Instagram @raquing.

 

Os espero, cafeteros!

 

Tarta de Vainilla con Cookies

13 mar

Ya sé que no tengo perdón por no haber escrito en casi un mes, he intentado al menos estar en Facebook e Instagram, pero vamos, que yo misma sé que eso no es suficiente. Se me están acumulando las recetas y no me gusta! Quería haber tenido tiempo para subir algunas de las que me habéis pedido, pero no ha podido ser. Ayer terminé los exámenes de evaluación, entre medias he tenido también los prácticos de pastelería y panadería, y el tiempo que parecía tener libre o reposo esta espalda que tengo del revés, o voy a ver a mis sobrinos que alegran cualquier tipo de día.

Este mes pasado, como os comentaba, es en el que más cumpleaños tengo, así que ha habido un poco de variedad “tartil”. Esta receta, concretamente, la personalicé a gusto de mi hermana, que era la cumpleañera. A ella le encanta la vainilla, y a mi me llamaba la atención de hacer un sabor de helado que tanto gusta y que nunca había visto en bizocho. El resultado quedó como esperaba y fue bastante sencillo de hacer. Ya veréis!

 

Decoración básica y tradicional

Decoración básica y tradicional

 

 INGREDIENTES:

 Para el bizcocho...

  •  250 mL Aceite semillas/ Girasol
  •  250 g Azúcar
  • 250 g Harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 4 huevos
  • 1/2 cucharadita de pasta de vainilla (de la que luego os comento)

Para el almíbar…

  • 100 g Azúcar
  • 100 g Agua
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

Para el FROSTING de CHIPS AHOY

  • 150 g mantequilla
  • 250 g Philadelphia
  • 250 g Azúcar Glass
  • 200 g Galletas Chips Ahoy – y unas pocas más, de tamaño MINI, para adornar-

 

ELABORACIÓN:

  1. Primero hacemos el bizcocho. Engrasamos y enharinamos dos moldes del mismo tamaño,  pesamos todos los ingredientes necesarios y tamizamos la harina con la levadura.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC
  3. Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee.
  4. Añadimos el aceite y a continuación añadimos la harina y la levadura tamizadas. Movemos hasta que se incorpore. Entonces, introducimos la pasta de vainilla.
  5. Cocemos en el horno a 25-30 minutos, así que mientras tanto tendremos tiempo para elaborar el almíbar y el frosting.
  6. ALMÍBAR. Ponemos en un cazo el agua con el azúcar y la pasta de vainilla. Limpiamos bien los bordes y dejamos hervir. Retiramos y reservamos en una fiambrera o bol tapado.
  7. FROSTING. Trituramos las galletas y reservamos. Mezclamos la Philadelphia con el azúcar glas. A continuación añadimos la mantequilla – que debe estar a temperatura ambiente- y las Chips Ahoy ya trituradas. Movemos bien y guardamos en el frigorífico hasta su uso.
  8. Una vez saquemos los bizcochos del horno, esperamos que se enfríen un poco, desmoldamos y situamos sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.
  9. Los reservamos en el frigorífico o congelador para que al cortarlos para rellenar con el frosting no se nos desmiguen, sería un empastre.
  10. Dejamos pasar unas 8 horas o al día siguiente, cortamos con un cuchillo de sierra el bizcocho por la mitad, calamos con el almíbar y rellenamos con el frosting, con ayuda de una espátula metálica para extenderlo mejor.
  11. Ponemos la capa de arriba del bizcocho y empezamos a cubrirla con el mismo frosting, mejor empezando por los lados para distribuirlo mejor. Lo ideal sería que le dieráis una primera capa, lo reservaráis, y pasadas un par de horas volvieráis a repetir la operación para que se cubra perfectamente.

La decoración ya es opcional. Yo compré mini Chips Ahoy para que el corte quedara más bonito y espolvoreé algunas de las que me sobraban  que si no la tarta me parecía demasiado sosa al quedar tan marroncita toda ella…

La pasta de vainilla tiene un sabor mucho más intenso que el extracto, pero si no tenéis, que no cunda el pánico, ponedle un poco más de la cantidad que he puesto de extracto de vainilla y listo! Igual de bueno.

 

porcionchips

 

   No pude hacer fotos del proceso, aunque me hubiera gustado, y  creo que a vosotros también porque os facilitaría el proceso. Os      parecería que a partir de ahora, en las tartas que pueda, vaya  haciendo fotos sobre todo del montaje? Cualquier sugerencia es  bienvenida, que acepto muy bien las críticas y más cuando pueden  ser constructivas!