Archivo por Autor

Quedar como un Rey Mago III: Turrón de Nutella

17 dic

Habéis visto alguna sobremesa navideña sin turrón? Es más típico, en estas fechas, que jugar a la lotería, dar y recibir regalos, adornar casas y negocios… Una Navidad sin turrón no es viable. Es un hecho.

De yema, Jijona, Alicante, guirlache, praliné… Algunos los prefieren clásicos, otros se decantan por los que se han inventado estos últimos años. No obstante. hay uno que no falta NUNCA, el de chocolate. Ese no lo perdona nadie y si no el 7 de Enero, acercaos a la despensa y me contáis. Se va con la Navidad!

El otro día hicimos en clase este que os voy a contar hoy. Lo peor, que ya no vais a tener la excusa de tomarlo sólo en Fiestas; es tan sencillo que lo de dejar el turrón sólo para Navidad va a ser un imposible, y si no, al tiempo 😉

 

 

 

10846399_975738412443608_7313376994331330651_n

INGREDIENTES (Para una tableta rectangular tamaño turrón estándar)

  • 170 g Nutella
  • 350 g Chocolate con leche
  • Arroz inflado (y/o si preferís también frutos secos)

Y además necesitamos…

  • Molde Plumcake (si es de silicona se desmoldará mucho mejor)
  • Papel sulfurizado (si es de otro material lo necesitaréis para desmoldarlo)

ELABORACIÓN

  1. Fundimos el chocolate con leche al baño María y atemperamos* hasta que alcance 35 ºC ( hasta que esté templado)
  2. Añadimos la Nutella y mezclamos.
  3. Vertemos un poco de la mezcla de chocolates en el molde. Añadimos arroz inflado, generosamente, y volvemos a poner chocolate.
  4. Movemos un poco el molde para que se integre todo bien y si queréis, volvéis a poner un poco más de arroz.
  5. Dejaos enfriar y desmoldamos con cuidado.

* Se hace moviendo el chocolate constantemente y así lo vamos enfriando.

Ya está! No os parece una tortura que algo tan sumamente delicioso esté tan al alcance? Bueno, en Navidad se permite todo…

Podéis sustituirlo por Nocilla o por cualquier crema de cacao no comercial, pero personalmente y con total sinceridad os diré que mejor con Nutella, está especial.

 

Podéis contemplarlo también como detalle empaquetándolo con un papel metalizado. Seguro que acertáis!

 

Quedar como un Rey Mago II ♛ : CHAI TEAramisù

10 dic

Estas semanas previas a Navidad están siendo, cuanto menos, moviditas. Varias entregas de trabajos, alguna que otra compra, inauguración de época de cenas y un ya largo etcétera.

Tengo muchas recetas que mostraros, así que espero llegar a tiempo para la semana grande de las fiestas :)

Hoy os traigo un postre, indispensable para muchos en su versión original, algo cambiado. No sé cómo veréis esto los puristas del del café… Yo sólo os digo que no echaréis de menos vuestro tiramisù de toda la vida. Es más, creo que os vais a pasar a este, que en mi opinión, cansa menos y es más especial.

Os sugiero presentarlo en taza,  la de la imagen sería ideal – es de la tienda Muy Mucho por muy poco- para darle un toque más divertido al postre. Os he comentado lo de la taza transparente porque de este modo se pueden ver, también, las distintas capas del tiramisù, que esto sí que no lo he cambiado.

 

Sugerencia de presentación

Sugerencia de presentación

 

El bizcocho lo podéis hacer vosotros, o si queréis ir más rápido, se compran bizcochos de soletilla ya hechos y asunto arreglado!

Por si acaso os doy la receta si queréis un postre 100%casero

Ingredientes (4 personas):

BIZCOCHO DE SOLETILLA

  • 30 g Yemas
  • 60 g Claras
  • 40 g Azúcar
  • 50 g Agua
  • 55 g Harina
  • 10 g Maicena
  • 3 g Levadura en polvo

TIRAMISÙ

  • 250 g Mascarpone
  • 3 bolsitas de Té Chai (La marca HORNIMANS lo comercializa)
  • 200 mL Agua
  • 12 g Ron
  • 90 g Azúcar
  • 100 g Bizcochos de soletilla
  • 60 g Pistachos (triturados, sin sal y sin piel)
  • 60 g Cacao en polvo

Además..

  • Soporte para el tiramisú (taza, vaso o copa sería lo más recomendable, sino un molde)
  • Pistacho y cacao en polvo para decorar
  • Manga pastelera
  • Corta pastas 6-8 cm redondo

ELABORACIÓN

BIZCOCHOS DE SOLETILLA

  1. Precalentar el horno a 260ºC
  2. Tamizar la harina, levadura y maicena
  3. Preparar hoja de papel sulfurizado sobre una lata de horno
  4. Mezclar yemas con agua
  5. Montar claras con azúcar a punto de nieve.
  6. Añadir la mezcla de yemas al punto de nieve y batir ligeramente (sólo para que se incorporen)
  7. Fuera de la batidora, añadir las harinas tamizadas y mezclar con espátula con movimientos envolventes para que no se bajen las claras.
  8. Rellenar la manga pastelera y escudillar sobre el papel sulfurizado un rectángulo. Extender bien la mezcla con una espátula metálica
  9. Cocer en el horno 5 minutos.

CREMA DE MASCARPONE CON PISTACHOS

  1. Hacer la infusión de las 3 bolsas de té en los 200 mL de agua. Añadir después el ron.
  2. Triturar pistachos
  3. Montar las claras a punto de nieve. Reservar.
  4. Montar yemas con azúcar. A continuación añadir el Mascarpone. Batir.
  5. Agregar los pistachos triturados
  6. Incorporar las claras con cuidado.
  7. Reservar en la nevera hasta su montaje

Y ahora… lo más importante, el MONTAJE!

  1. Cuando el bizcocho ya esté frío, cogemos el corta pastas redondo y hacemos formas en el bizcocho.
  2. Vertemos un poco de la mezcla de mascarpone con pistachos en la taza o soporte escogido.
  3. Bañamos los discos de bizcocho en la mezcla de Chai y ron y lo ponemos encima de la crema.
  4. Repetimos la operación
  5. En la última capa de crema, espolvoreamos cacao y pistacho.

Así ya tenemos postre! Si queréis les podéis hacer más decoraciones. Yo aproveché que había hecho pastas de té para hacer una en forma de cuchara. Podéis hacer lo mismo vosotr@s, pero con chocolate cobertura. Eso sí, necesitaréis un molde d esta forma o ser muy habilidosos con el cornet (o cuchara) para que os salga la forma exacta. Yo no lo soy, por eso os lo digo, que sin molde no sé si me hubiera salido! :p

 

Como habréis visto, la técnica utilizada es prácticamente la misma que con el tiramisù tradicional, pero cambiando ligeramente algunos ingredientes.

El próximo día intentaré subir algo que no sea un postre para que haya un poco de variedad repostera en vuestra mesa!

 

Mientras tanto, abrigaos, que si en Valencia hace frío no me quiero imaginar por el resto de España…

 

 

 

 

 

 

Quedar como un Rey Mago ♛ I: Pannacotta de lima con cardamomo

2 dic

Buenos días!

Ya estamos a 2 de Diciembre y la Navidad se acerca peligrosamente, y no lo digo porque no me guste, sino porque es una fecha en la que el consumismo se multiplica y para qué engañarnos, el peso pues un poco también. No obstante y a pesar de esto, la Navidad mola y mucho.

Yo, como imaginaréis, soy la encargada de la parte dulce y postres en mi familia, como no podía ser de otra forma, y claro, yo encantada, de ayudar y de elaborar cositas de mi terreno. Desde hace unas semanas ya tengo la mente en modo repostería navideña, a ver qué sale de ella!

De momento, he pensado algunas opciones que os podrían ser de ayuda para quedar como Reyes, magos, como postre en las comidas en familia, como dulce o como lo que queráis. Ya os iré contando!!! Hoy empiezo con un postre muy fresco y nada pesado al que podrán llegar todos los comensales a pesar de que hayan acabado con todas las existencias de marisco y derivados…

PANNACOTTA DE LIMA CON CARDAMOMO!

Para la Pannacotta necesitamos:  

Sugerencia de presentación

Sugerencia de presentación

  • 150 g Yogurt 0%                                                   
  • 40 g Leche
  • 6 g Hojas gelatina
  • 10 g Piel de lima
  • 30 g Azúcar
  • 82 g Nata líquida

Para el crumble de cardamomo:

  • 25 g Azúcar
  • 25 g Mantequilla
  • 42 g Harina
  • Cardamomo

Y.. para la gelatina de lima:

  • 75 g Zumo de lima
  • 2 u Hojas gelatina
  • Colorante verde

Además..

  • Más cardamomo
  • Anis estrellado
  • Soporte de presentación (copa de aperitivo, vaso, flaneras, moldes mini de silicona..)

 

ELABORACIÓN para 4 personas

El orden de las recetas cambiará dependiendo de la presentación del postre. Yo os sugiero una presentación en copa, similar a la de la imagen, que es la que hice en una de mis asignaturas de clase, pues es muy adecuada para eventos de este tipo. Le da un toque sofisticado y fresco, que difícilmente podrán rechazar vuestros invitados ( y sí lo hacen, ya tenéis copa para el día siguiente!).

Si lo presentáis así lo primero que debemos hacer será el CRUMBLE DE CARDAMOMO para que se vaya enfriando a medida que elaboramos el postre:

  1. Derretimos ligeramente la mantequilla
  2. Mezclamos la harina, el azúcar , la mantequilla derretida y el cardamomo.
  3. Cocemos en el microondas a máxima potencia, 900W si pudiera ser, durante 6 minutos, moviendo constantemente para que no se queme.
  4. Reservar hasta que se temple

Mientras, hacemos la GELATINA DE LIMA

  1. Hacemos el zumo de lima
  2. Hidratamos la gelatina
  3. Calentamos una parte del zumo de limón y añadimos las hojas de gelatina escurridas. A continuación, agregamos el resto de zumo. Añadimos el colorante verde al gusto.
  4. Colamos para evitar que hayan restos de gelatina.
  5. Vertemos en el soporte elegido y guardamos en el frigorífico hasta que cuaje y se quede gelatina.

Cuando ya esté la gelatina con su textura característica, sacamos del frigorífico las copas, o lo que hayáis usado, y espolvoreamos el crumble, que deberá ser el “piso” más fino de los tres ya que lo que nos interesa es que le de un toque crujiente y cambie el sabor refrescante por uno más navideño.

Una vez tenemos el crumble puesto, volvemos a guardar en el frigorífico y nos ponemos a hacer la PANNACOTTA

  1. Hidratamos hojas de gelatina
  2. Engrasamos, si vais a desmoldar vuestro postre, el soporte (las flaneras, los moldes de silicona..) con aceite de girasol
  3. Pelamos la lima para aromatizar el postre
  4. Empezamos la elaboración. Hervimos la nata con el azúcar y la piel de lima.
  5. Retiramos del fuego, colamos y añadimos las hojas de gelatina escurridas
  6. Dejamos enfriar hasta 60ºC o hasta que esté templado. Mezclamos con el yogurt y la leche
  7. Llenamos los soportes y enfriamos hasta que cuaje.

 

Una vez tengamos todo esto ya tenemos nuestro postre hecho. Sólo queda decorar, que os recomiendo que lo hagáis a última hora para que no se deteriore vuestra decoración. Esto ya es más libre y podéis hacerlo con lo que más os guste aunque con lo que os voy a contar creo que hay suficiente para el postre, que recargar en un postre nunca es una buena opción..

  1. Enganchar un anís estrellado en una esquina de la copa
  2. Espolvorear un poco de cardamomo por encima de la pannacotta

ET VOILÀ, postre-sencillísimo-con-el-que-quedar-como-un-rey finalizado y listo para tomar.

 

Qué os ha parecido? No os asustéis cuando veáis la receta porque tiene muchos pasos. Tanto numerito es fruto de las tres elaboraciones que hay que hacer, pero todas juntas no tardan ni una hora. Son muy sencillas, pero en conjunto sale un buen postre.

Tengo más recetas navideñas en mente, pero si queréis alguna en concreto, no tenéis más que sugerírmela. Haré todo lo posible para satisfaceros, regalo navideño de Raquel hazme un pastel!

 

 

Rosquilletas de sobrasada y queso

17 oct

Las estadísticas hablan. Las recetas sencillas son las más visitadas. Y no es para menos, pues que una receta no te lleve media mañana no es sinónimo de no estar buena, sino todo lo contrario.

Pensaba que estas rosquilletas, comunmente conocidas como “palitos” de sobrasada o queso, ya estarían por aquí, pero asombrosamente no. Con lo que me gustan! Es un snack perfecto para cualquier tipo de celebración, y seguro que quedáis genial. Hacedme caso… Yo ya no puedo ir a ningún evento y no llevar mi caja de “palitos” encima. Es un hecho. Después de elaborarlos, los de los hornos ya no serán los mismos!

 

INGREDIENTES para 20 unidades:

  • 75 g Cerveza
  • 75 g Aceite de girasol
  • 250 g Harina
  • c.s. Sal
  • 100g Sobrasada magra
  • 50 g Queso rallado especial para fundir (yo utilizo el paquete que incluye 3 ó 4 tipos de queso. Mozzarella rallada también serviría).
  • 75 g Queso rallado especial para gratinar (el que utilicéis para la pasta al horno. Yo uso Emmental).
  • Huevo (para pintar)

ELABORACIÓN

  1. Pesar y preparar los ingredientes. Preparar una lata de horno
  2. Mezclar en un bol todos los ingredientes menos la sobrasada y los quesos. Amasar hasta obtener una masa lisa y homogénea.
  3. Pesar piezas de 20 g y hacer bolitas (bolear)
  4. Estirar con rodillo dejando forma alargada
  5. Para los de SOBRASADA: Introducir una pequeña cantidad en el centro de la masa. Enrollar y apretar los bordes con cuidado de que no se nos salga la sobrasada. Poner la parte lisa arriba y la de las juntas de los dos extremos pegada a la lata.
  6. Para los de QUESO: Introducir una pequeña cantidad de queso para fundir y cerrar con cuidado repitiendo el proceso de los de sobrasada.
  7. Pintar con huevo ambos tipos. En los de queso pintaremos con huevo y a continuación pondremos el queso para gratinar. El huevo nos hará la función de pegamento!
  8. Cocer en el horno a 190ºC durante 20 minutos.

 

 

No es la mejor foto, pero es la única en la que se ven en primer plano!

No es la mejor foto, pero es la única en la que se ven en primer plano!

Y ya tenéis palitos para merendar! Con esta receta salen unos 20. Yo siempre suelo hacer más como os he dicho porque los hago para celebraciones. No me los suelo hacer para uso personal porque cuestan tan poco de hacer que sería un vicio semanal, o incluso de menos tiempo, y no es plan. Que queda menos de un año para un día muy importante para mi y tengo que lidiar con tres elaboraciones, dulces, a la semana más las que creo en casa y no es plan de hacer rosquilletas a granel.

 

Un consejo! Mejor que las hagáis para consumir en el día. Y si no, tapar bien, que no les entre nada de humedad. Yo si me guardo alguno lo dejo en una lata metálica para que sigan crujientes al día siguiente.

 

Ya me contaréis vuestra experiencia con las rosquis.

Tarta Petit Suisse®

18 ago

Toc toc, quién anda ahí? En pleno mes de agosto sé que vais a ser pocos los que veáis la actualización de post, no obstante, para los que ya no estéis de vacaciones, para los que no os habéis ido y sobre todo, para los que como yo este año están exentos de vacaciones, os merecéis una receta que hice hace muy poco y que me gustaría compartir. Resulta idónea para los días que restan de verano, y porqué no, para el resto del año. Su sabor nos hace volver a la infancia por unos segundos y no cansa nada – también decía lo de verano porque en vacaciones las comidas copiosas en familia son abundantes y apetece algo más ligero al paladar, aunque no lo sea realmente-.

El caso es que llevaba ya un tiempo pensando en hacerla, pero entre unas cosas y otras aún no me había lanzado a hacerla. Este verano estoy trabajando y los días que libro o los ratos que tengo los empleo en disfrutar de los rayos de sol, o mejor dicho, de cuando se esconden un poco, que queda muy mal decir esto siendo valenciana, pero me cuesta soportar el calor! No hay quién me entienda! Pero es que el otoño de la terreta es taaaan maravilloso que ya le tengo ganas :)

Vamos a la tarta que se está yendo el sol…

INGREDIENTES

  • 125 G Galletas Digestive – también pueden usarse galletas de chocolate si le queréis dar un toque distinto-
  • 60 g Mantequilla
  • 140g Azúcar
  • 100 g Harina
  • 4 Yemas
  • 4 Claras
  • 8 u Petit Suisse ® (Bueeeno, ahora Danoninos!)
  • 150 g Nata >35% MG
  • Colorante rosa (opcional)

Molde desmontable de unos 24cm

PREPARACIÓN

  1. En primer lugar precalentaremos el horno a 180ºC. Sacamos la mantequilla de la nevera. Engrasamos el molde y reservamos
  2. Trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla que debe estar con textura pomada. Colocamos esta mezcla al fondo del molde, e igualamos para que haya la misma cantidad de base en todo el molde. Metemos en el horno 5 minutos y al retirarlo, reservar.
  3. Mientras, seguimos haciendo nuestra tarta. Se monta la nata y se reserva en la nevera – si hace mucho calor, que fue mi caso-. Se montan las claras a punto de nieve.
  4. Se mezclan los Petit Suisse con el azúcar y a continuación se añaden las yemas una a una. Batimos hasta que esté todo integrado y a continuación añadimos la harina tamizada para que no se formen grumos. Mezclar hasta que se integre la harina. Si vais a poner colorante, hacedlo durante este paso.
  5. Agregamos la nata montada y las claras a punto de nieve, con cuidado, moviendo con una espátula de goma de abajo hacia arriba hasta que se integre.
  6. Volcar la mezcla sobre nuestro molde, donde está la base de galletas, y cocer en el horno durante 30-40 minutos a 180ºC.  A partir de los 25 minutos, comprobad si no mancha en el centro. Cuando ya no lo haga, apagar el horno y mantener la tarta unos 10 minutos en el horno.
  7. Al sacar del horno, pasar un cuchillo alrededor de la tarta para que se desmolde correctamente. Esto lo haremos cuando la tarta esté totalmente fría.

 

IMG_20140815_164948

 

Como habréis visto, sigue un procedimiento similar a muchas tartas de queso. Para que esté en condiciones óptimas es mejor hacerla con más de 8 horas de antelación antes de ser consumida. Y si puede ser el día antes, mejor. Eso sí, resulta difícil esperar, ya que el olor Petit Suisse/Tarta/Crujiente de galleta es algo insoportable, y no porque no me guste, sino por todo lo contrario :(

El tema del colorante es porque al ir añadiendo ingredientes el color rosa del Petit Suisse se va “evaporando”, de esta forma os aseguráis que el corte sea rosa. La cantidad que le pongáis depende de si la queréis rosa-plástico del envase o rosa claro como el postre en sí.

No me calenté demasiado la cabeza con la decoración, y tiene una explicación. Me gusta decorar mis tartas acorde a la situación, público y sabores. El Petit Suisse es consumido, en su gran mayoría, por los niños, así que puse por encima confetti – comestible- de colores (marca Vahiné) y dos banderitas de TIGER que ya tenía ganas de colocar a alguno de mis pasteles.

 

20140815_170155

 

Y por si no os habíais dado cuenta, esta es mi primera entrada con dominio propio! Mi sueño poco a poco se va haciendo realidad y aunque este año me tema que voy a tener mucha faena (esto para otro post :p ) seguiré trabajando para que tengáis Raquel hazme un pastel para rato 😀