Archivo | junio, 2014

Galletas de Volutto-chocolate con nueces

20 jun

Algún amante del Nespresso por aquí? Seguro que más de uno.. Y es que no sé qué tienen estos “crus” (cápsulas de café de esta marca), pero desde que lo pruebas, el café de los bares ya nunca vuelve a ser lo que era. Yo antes pensaba que el café era simplemente eso, café, con sus dos variedades Arábica y Robusta, pero sin matices. Cómo me equivocaba! El sabor, aroma y cuerpo, entre otras, cambia mucho de uno a otro, y yo que tengo una madre adicta a comprar varios tipos de café Nespresso®, puedo comparar.

Dentro de todos los cafés que nos ofrece esta prestigiosa empresa, hay dos en el podium: Dolçao do Brasil y VOLUTTO, un nombre de lo más acertado. De intensidad media, son muy agradables al paladar y nada pesados, por lo que son ideales tanto para el desayuno, como para después de comer -aunque yo prefiero tomarme uno al día, que ya tengo bastante con los nervios que llevo de serie-. El Cosí y Livanto tampoco me disgustan y el de vainilla tampoco. Hace unos años sacaron uno blanco llamado ONIRIA que por casi desbanca a mis preferidos, pero no, lo quitaron antes de que llegara a hacerlo…

Después de esta introducción sobre el Nespresso®, que parece que me han pagado para hacerles publicidad, os traigo una receta muy fácil de hacer, que dura mucho tiempo sin perder sus cualidades y que deja un sabor en el paladar muy agradable. Chocolate + café en una misma galleta= ADICCIÓN :)

 

Cru de Volutto

Cru de Volutto

 

INGREDIENTES

  • Un cru/cápsula Volutto- Nespresso®  (Si os gusta otra variedad, podéis cambiarla al gusto)
  • 100 g Mantequilla
  • 100 g Azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 250 g Harina
  • 2 cucharaditas Levadura Royal
  • Un puñadito de nueces ligeramente trituradas

ELABORACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 175ºC. Preparamos los ingredientes.
  2. Hacemos el café en nuestra cafetera Nespresso – modo café largo porque lo usaremos todo- y reservamos unos 5-10 minutos (depende de la época del año en que las hagáis)
  3. Mezclamos la mantequilla, a temperatura ambiente, con el azúcar moreno. A continuación añadimos la pizca de sal y el café. Mezclamos bien.
  4. Añadimos la harina junto la levadura. Cuando esté todo bien integrado, agregamos las nueces. Es mejor si no están demasiado trituradas para que al morderlas, tengan su punto crujiente.
  5. Dividimos piezas y hacemos bolitas de unos 4 cm de diámetro. Situamos sobre una lata con papel vegetal y aplastamos ligeramente. Procuraremos que no estén demasiado juntas ya que con la cocción, aumentarán de volumen y así evitamos que se nos peguen unas con otras.
  6. Introducimos en el horno y las dejamos unos 15-20 minutos. No tienen que tostarse. Cuando las saquemos del horno tienen que estar aún esponjositas. Se irán endureciendo conforme se vayan enfriando.

 

Cuando las hice estaba sola en casa, así que decidí apartarlas de mi vista metiéndolas, una vez frías, en una caja metálica, de las de galletas de mantequilla de toda la vida. De esta forma su conservación será mucho mayor. No las guardéis en plástico si no están totalmente frías, si no se reblandecerán y aunque estas galletas no son de tipo crujiente, si no mas bien abizcochadas, tampoco es cuestión de que adquieran una textura correosa y difícil de comer.

Lo único malo que veo de las galletas es que como no son muy grandes, sabes empezar, pero no acabar…

 

volutto

 

 

 

Para terminar hoy, quiero daros las gracias por haberme ayudado a llegar a los 300 seguidores en el Facebook

SOIS LOS MEJORES!

Como agradecimiento, dentro de unos días os tengo preparada una sorpresa. Qué será….

Tarta de queso Werther’s Original®

4 jun

La época de exámenes CASI ha llegado a su fin y con ello el buen tiempo. Ya estoy deseando aparcar un poco el horno y ponerme manos a la obra con los postres fresquitos y veraniegos. No es que le haga ascos a un buen bizcocho, ya sabéis lo que me encantan, pero en pleno verano lo que menos apetece es añadir aún más calor al ambiente, y más viviendo aquí.

Estos días atrás, me lo he visto mal para hacer algunas elaboraciones por el calor, y eso que acabamos de empezar junio… Ayer en clase fue la segunda parte del examen práctico de pastelería y aunque mantuve el bavarois y el mousse hasta el último momento en el congelador tuve que meterlo varias veces en la nevera antes de presentarlo, de lo contrario habría llegado en su estado inicial o más derretido aún. Lo mismo con la buttercream de un encargo. He tenido que trabajarla de madrugada para que no se deshiciera en el intento. Tampoco la trabajé divinamente, pero me dio margen de maniobra, ya que en vez de quedarse casi líquida en 5 minutos tardaba 20…

Ahora entendéis a que se deben mis ganas locas de hacer repostería refrescante, verdad? Es el precio a pagar por habitar en esta mediterránea ciudad :)

Y como no podía ser de otra manera, el punto medio entre los postres pesados de invierno y los ligeros de verano, una tarta de queso de los famosos Werther’s Original ®

 

werthers2 werther's

 

 

 

 

 

 

INGREDIENTES ( 6 personas- Molde de 15 cm- Y si es desmontable, mejor).

Para la base:

  • 62 g Galletas Digestive
  • 35 g Mantequilla 

Para el relleno:

  • 300 g Queso Philadelphia
  • 75 g Azúcar
  • 110 g Nata para montar (M.G. >35%)
  • Media cucharadita extracto de Vainilla
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • 2 Huevos
  • 1 Yema
  • 50 g Caramelos Werther’s Original

Para la cobertura:

La receta en sí ya es bastante dulzona por lo que yo decidí cubrirla con 125 g de sirope de arce calentado en un cazo al que después añadí 2 hojas de gelatina. No obstante, también podéis hacer utilizar lo siguiente:

  • 30 g Mantequilla
  • 50 g Nata 
  • 25 g Caramelos Werther’s

 

ELABORACIÓN

  1. Pesamos todos los ingredientes.
  2. Preparamos la base. Engrasamos el molde y mezclamos la mantequilla derretida con las galletas trituradas. Las vamos adhiriendo a la base y reservamos en el frigorífico.
  3. Precalentamos el horno a 190ºC
  4. Batimos la Philadelphia con el azúcar lentamente y a continuación añadimos la nata con los caramelos ya derretidos.
  5. Añadimos los huevos y la yema de uno en uno. Después, el sirope de arce y la vainilla.
  6. Volcamos la mezcla sobre el molde con la base de galletas ya fría y cocemos en el horno durante 1 hora aproximadamente.
  7. Esperar a que se temple y sin desmoldar, añadir la cobertura del sirope de arce y gelatina que os he propuesto. Si hacéis la otra cobertura, la podéis poner directamente para servir, o para comerosla vosotr@s jeje.

 

10325361_842409349109849_8143930985188892128_n

 

Os la recomiendo fervientemente a los enamorados del toffee y de  estos caramelos. Y a los que no sois tan fans… pues también!

 

 

 

 

 

 

La hice para el Día de la Madre y como estuve ocupada todo el  domingo, no la había fotografiado. Se la iba a enseñar a mi  susodicha, pero se me adelantó, y cuando llegué a la nevera ya se  había comido un trozo… Así es ella! A madre golosa no le gana  nadie jiji.

 

10172843_842409315776519_966988846457556999_n

Y antes de acabar, consejo que os habré dado alguna vez con las tartas de queso… Mejor hacerlas de un día para otro 😉